Fuente: Redacción
06/15/2016

Orlando, FL 12 jun 2016 - La matanza perpetrada en un club homosexual de Orlando por un hombre armado cobró la vida de 49 personas, según las últimas cifras reportadas, y este número puede aumentar, pues algunos de los 53 heridos se encuentran en "estado crítico", informaron hoy las autoridades.
La Noche Latina que se celebraba en el club Pulse este sábado se convirtió en un infierno a partir de las dos de la madrugada, cuando una persona armada con una pistola y un rifle de asalto empezó a disparar sobre los que estaban en este centro de diversión de la comunidad LGTB.
Lo ocurrido en el club Pulse es la peor matanza de la historia de Estados Unidos provocada por tiroteos masivos, según el sitio web especializado Shootingtracker.com.
La matanza, de la que se ha responsabilizado al estadounidense de origen afgano Omar Seddique Mateen, de 29 años, ocurrió en medio de la denominada "Noche Latina" de la discoteca Pulse, frecuentada por homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales.
Poco se sabe de Mateen, salvo que tenía 29 años, era un estadounidense nacido en Nueva York, de origen afgano que era violento de acuerdo a su exesposa y que residía en una localidad cercana a Orlando. 
Mateen murió en un enfrentamiento con la policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestra y siniestra.
Uno de los asistentes a la Noche Latina en Pulse que logró escapar dijo a los canales de televisión que una ráfaga de disparos duró más que la canción que sonaba en ese momento.
Otro testigo, identificado como Christopher Hanson, explicó a medios locales que "parecía como una película de horror, totalmente irreal" y que vio "cuerpos cayendo a su alrededor mientras estaba pidiendo una bebida en el bar".
El joven, que explicó que se cayó al suelo y se arrastró hasta el exterior del local, indicó que estaba disfrutando de la música latina y que estaba siendo una "gran noche" pero que en un segundo se convirtió en una "locura".
Mir Seddique, padre de Mateen, le dijo a NBC News, que "esto no tiene nada que ver con la religión" y que él y su familia están tan conmocionados como lo está todo el país y piden disculpas.
Las autoridades de Orlando, divulgaron los nombres de las 49 víctimas mortales, la gran mayoría indica un origen hispano.
El jefe de la policía de Orlando, John Mina, que compareció en la rueda de prensa, señaló que están centrados en ponerse en contacto con las familias de las victimas, mientras que un representante del FBI pidió no poner en peligro la investigación.


170 Me alegra 160 Me gusta 168 Me enoja 165 No me gusta

Bienvenido a LaConexión