Fuente: Carlos Aragao
07/25/2016

Hay muchos elementos tecnológicos que hacen parte de los futuros coches autónomos, pero pocos son más importantes que los dispositivos de detección de luz y distancia que se montan en los techos de estos vehículos. Estos dispositivos pueden escanear más de 200 pies en todas las direcciones, lo que genera un mapa tridimensional preciso del entorno del vehículo.
Esta tecnología se llama LIDAR, una abreviatura de las palabras Light Detection And Ranging en inglés y es una tecnología topográfica que mide la distancia mediante la iluminación de un objetivo con una luz láser.
Lidar se originó a principios de 1960, poco después de la invención del láser, combinado con la capacidad del radar para calcular las distancias midiendo el tiempo de una señal para volver. Su primera aplicación se produjo en la meteorología, donde el Centro Nacional de Investigación Atmosférica lo utilizó para medir las nubes.  El público en general se dio cuenta de la precisión y utilidad de los sistemas de LIDAR en 1971 durante la misión Apolo 15, cuando los astronautas utilizaron un altímetro láser para mapear la superficie de la luna.
Para entender la experiencia en un coche sin conductor, imagine que el usuario del coche entra en dirección en Google Mapas. El software del coche, a continuación, recoge la información de Google Street View que será la referencia en el software de inteligencia artificial del vehículo. Esta misma inteligencia artificial va monitorear el software de navegación y conducción con la entrada combinada que recibe de cámaras de vídeo en el automóvil, sensores de radar ubicados en la parte delantera del vehículo, un sensor de posición adjunta a una de las ruedas traseras del vehículo que ayuda a localizar la ubicación del coche en un mapa, y un sensor LIDAR en la parte superior del vehículo que monitorea el entorno inmediato del vehículo.
El conjunto de tecnologías va permitir la navegación desde el principio hasta los puntos de destino. También asegura evitar las colisiones y otros obstáculos.
Básicamente sin esta tecnología coches autónomos no pueden existir, y el gran desafío de los constructores de automóviles es baratear el costo, que a este momento es muy alto.
Un sistema LIDAR de ultima generación actualmente tiene un costo de $ 70 mil dólares.


272 Me alegra 279 Me gusta 268 Me enoja 270 No me gusta

Bienvenido a LaConexión