" /> Los conservadores cierran filas en torno a Raisí y dicen "adiós" a Rohaní

Fuente: EFE
05/16/2017

Teherán, 16 may (EFE).- "Adiós, Rohaní" repitieron hoy a gritos en el centro de Teherán miles de seguidores del candidato presidencial Ebrahim Raisí, el destacado clérigo en torno al que ha cerrado filas el frente conservador iraní.

Raisí se dio un baño de masas en el importante complejo religioso de Mosala, donde estuvo acompañado por el alcalde de Teherán, el también conservador Mohamad Baqer Qalibaf, quien ayer se retiró de la carrera electoral a favor del clérigo.

Los lemas más coreados por el público, presentes asimismo en pancartas, fueron para pedir que el actual presidente, el moderado Hasan Rohaní, no sea reelegido el próximo viernes.

"Rohaní vete" y "el fin de semana Rohaní ya se ha ido" se unieron a eslóganes con toque religioso como "Abraham rompe ídolos, rompe el ídolo de la corrupción", aludiendo al profeta de mismo nombre que el candidato.

El hilo musical también eran canciones islámicas, muchas de ellas en elogio a los imanes chiíes, o revolucionarias contrarias al gran enemigo de Irán: Estados Unidos.

Ante un mar de banderas de Irán, su símbolo de campaña, Raisí compareció en el mitin junto a Qalibaf, a quien agradeció su retirada, y con determinación defendió sus programas y criticó a su rival Rohaní.

Raisí señaló que desde el principio de su campaña ya tenía claro su programa para sacar al país de la actual crisis porque el "gran pueblo de Irán" no se merece tanta pobreza y brecha social.

"Conocemos los problemas del país y sabemos las vías para salir" de ellos, dijo el clérigo, citando como principal reto la creación de empleo y la lucha contra la corrupción.

Entre vítores y aplausos, dio lecciones al Gobierno de Rohaní afirmando que "si ustedes impiden la corrupción económica se crean millones de empleos".

Otra forma de combatir el desempleo es reducir el contrabando, según el candidato conservador, que prometió crear al menos un millón de nuevos puestos de trabajo al año.

En la misma línea de críticas a Rohaní, Qalibaf señaló que nadie contaba con que llegaran al poder responsables que "no ven al pueblo y sobre todo a los pobres".

"No habíamos quedado en que conviertan día a día al pueblo en más pobre, en que desarrollen el desempleo, la carestía y la recesión, en que miren a los ojos de la gente y mientan", subrayó.

El alcalde de Teherán sacó a colación su lema de campaña de que Rohaní solo se ha preocupado de las clases acomodadas: "no queremos un gobierno del 4 por ciento", agregó.

Los asistentes aplaudieron y ondearon las banderas pese a que no había casi espacio en la sala de rezo, reservada para los hombres mientras las mujeres seguían el mitin desde balcones.

Todas las mujeres vestían chador, el tradicional velo iraní, negro y ancho, que cubre desde la cabeza hasta los pies, un ambiente opuesto al de los mítines de Rohaní.

Una de ellas, Sogra Nasr Abadí, profesora de 48 años, comentó a Efe que va a votar a Raisí porque "no le teme a Estados Unidos y busca honrar al Irán islámico y a la religión".

"El pueblo de Irán no le tiene miedo ni a Estados Unidos ni a ningún (país) arrogante. Los enemigos deben temer de nosotros", afirmó llevada por la atmósfera antiestadounidense del mitin.

Por su parte, el jubilado Mohamad Asadí justificó su voto a Raisí en que es el candidato que "no solo ha oído la pobreza sino que la ha saboreado".

"En nuestro pueblo algunos viven en mucha pobreza, pero gran parte no dice nada porque quiere a su revolución y su sistema", dijo Asadí defendiendo los principios de la República Islámica.

Al margen de este mitin, en el bando rival, el primer vicepresidente, Eshaq Yahanguiri, se retiró hoy de la carrera electoral y pidió el voto para Rohaní, a quien describió como "el hombre que quiere la tranquilidad, la seguridad y el progreso para todo el pueblo de Irán".

"Junto a ustedes ayudaremos a Rohaní para que continúe con la vía del desarrollo del país", arengó Yahanguiri, cuya decisión no ha pillado por sorpresa ya que desde el inicio de la campaña presidencial quedó claro que su papel era de apoyo.

Con las renuncias de Yahanguiri y Qalibaf ya solo quedan en liza cuatro candidatos, dos de los cuales tienen un perfil más bajo, por lo que la cita con las urnas será un duelo entre dos clérigos: Rohaní y Raisí.

Artemis Razmipour


14 Me alegra 13 Me gusta 13 Me enoja 14 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión