Fuente: EFE
05/17/2017

Varsovia, 17 may (EFE).- El ministro polaco de Interior, Mariusz Blaszczak, afirmó hoy que Polonia preferiría sufrir sanciones de la Unión Europea (UE) antes que ser obligada a recibir refugiados, unas palabras que llegan después de que Bruselas anunciase ayer sanciones para Varsovia y Budapest si no aceptan refugiados antes de junio.

El titular de Interior señaló en declaraciones a la radio pública polaca que la posibilidad de aceptar cuotas forzosas de refugiados sería algo "ciertamente peor que sufrir sanciones" de la UE.

Para Blaszczak, es importante "recordar lo que ha sucedido en Europa Occidental en los últimos meses, los ataques terroristas, y el hecho de que todo comenzó a partir de comunidades musulmanas relativamente pequeñas que, con el tiempo, han llegado a ser muy numerosas".

El ministro polaco también criticó el sistema de cuotas de refugiados establecido por las autoridades comunitarias, y aseguró que otros países (no sólo Polonia) también se oponen a este mecanismo.

Las declaraciones de Mariusz Blaszczak llegan después de que la Comisión Europea anunciase ayer sanciones para los Gobiernos de Varsovia y Budapest si no aceptan refugiados antes del final del próximo mes de junio.

"Pido a Polonia y Hungría, que hasta ahora no han recibido ni a una sola persona (refugiado), que comiencen a hacerlo cuanto antes", dijo el comisario europeo de Inmigración, el griego Dimitris Avramopoulos.

Además de Polonia y Hungría, Austria tampoco ha recibido ninguno de los solicitantes de asilo que le corresponderían según este sistema de cuotas, mientras que sólo Finlandia y Malta han acogido a los inmigrantes llegados a Italia y Grecia que les correspondían, según datos de la Comisión Europea.

En septiembre de 2015, coincidiendo con el mayor número de llegada de inmigrantes y solicitantes de asilo en la historia reciente de Europa (más de dos millones), los miembros de la UE acordaron repartirse las alrededor de 160.000 personas llegadas a Grecia e Italia susceptibles de recibir el estatus de refugiado.

El sistema de cuotas planteado por Bruselas generó reticencias en los países de Europa Central y Oriental, especialmente en Polonia y Hungría, aunque el Gobierno polaco, entonces en manos del partido de centro-derecha Plataforma Ciudadana, aceptó finalmente recibir cerca de 7.000 solicitantes de asilo.

Sin embargo, el nuevo Gobierno del partido nacionalista Ley y Justicia, que ganó las elecciones generales en octubre de 2015, ha rechazado esta cuota alegando que recibir refugiados supone un riesgo de seguridad y tensiones sociales potenciales para Polonia.

Hasta ahora sólo 14.000 solicitantes de asilo de los campos de refugiados de Italia y Grecia se han reubicado en otros países comunitarios.


17 Me alegra 17 Me gusta 17 Me enoja 17 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión