Fuente: EFE
05/18/2017

San José, 18 may (EFE).- La Secretaría Técnica Ambiental (Setena) ordenó hoy la paralización de un proyecto de siembra de piña en una finca del sur de Costa Rica, donde se han detectado humedales y sitios arqueológicos cercanos a un lugar declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La Setena, adscrita al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), ordenó como medida cautelar "la paralización del proyecto hasta tanto no se logren solventar varios aspectos" relacionados a la protección de los humedales y sitios arqueológicos.

Con esta resolución, la empresa Pindeco de la trasnacional Del Monte, no puede llevar a cabo la preparación del terreno para la siembra, que incluye la eliminación de plantaciones forestales, no forestales, arrozales, árboles y construcción de infraestructura.

La Setena determinó que los funcionarios del Área de Conservación del cantón de Osa, provincia de Puntarenas (sur), deben delimitar en campo las áreas de humedal (que suman 23 hectáreas) en la finca y luego la empresa debe colocar allí mojones para evitar la destrucción de esos ecosistemas.

La empresa tampoco podrá efectuar movimientos de suelo o la preparación del terreno hasta que el Museo Nacional no se pronuncie, en el plazo de un mes, acerca de la necesidad de desarrollar una evaluación arqueológica completa en sitios diferentes a los ya identificados.

El proyecto piñero de 600 hectáreas, ubicado en la localidad de Palmar Sur, provincia de Puntarenas (sur), recibió los permisos ambientales de Setena en diciembre pasado, pero el Minae ordenó a inicios de mayo que revisara el procedimiento ante las quejas de los sectores ambientalistas y un informe del Museo Nacional.

Según los ambientalistas, este proyecto pone en riesgo humedales y los sitios arqueológicos que podrían tener relación a las esferas de piedra precolombinas ubicadas a pocos kilómetros en cuatro sitios arqueológicos declarados en 2014 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

El Museo Nacional tiene registrados cerca de 200 sitios arqueológicos de la época precolombina en el cantón de Osa, de los cuales, a la fecha, se conocen siete dentro del área del proyecto de la compañía piñera que abarcan unas 56 hectáreas.

El Museo aclaró que ninguno de los cuatro sitios arqueológicos que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad se encuentran dentro del área del proyecto agrícola, pero los ecologistas denuncian que apenas hay una distancia de un par de kilómetros.

Es posible que muchas esferas y sitios arqueológicos permanezcan enterrados en la zona sur del país.

Las esferas de piedra precolombinas son únicas en el mundo y fueron elaboradas por indígenas del sur de Costa Rica con fines astronómicos, sociales y artísticos, entre los años 300 y 1.500 d. C.

Estas obras tienen entre 0,7 y 2,57 metros de diámetro y entre sus particularidades se encuentra la perfección de sus formas.

Costa Rica, que tiene sembradas unas 43.000 hectáreas de piña, es uno de los principales exportadores de esta fruta a nivel mundial, con ventas anuales cercanas a los 900 millones de dólares.

La Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña ha asegurado que el Plan de Gestión Ambiental de la empresa garantiza la protección de los humedales y la riqueza arqueológica.


8 Me alegra 9 Me gusta 9 Me enoja 8 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión