Fuente: EFE
07/17/2017

Roma, 17 jul (EFE).- El Gobierno italiano ha aplazado a otoño la tramitación de un proyecto de ley que da la nacionalidad a los hijos de extranjeros nacidos en el país a causa de las diferencias que ha suscitado, una decisión lamentada y celebrada hoy por los distintos partidos políticos.

Entre las fuerzas que aplaudieron el aplazamiento está la "berlusconiana" Forza Italia cuyo portavoz en la Cámara de los Diputados, Renatto Brunetta, avanzó que dicha ley "no será jamás" y lo consideró "una derrota de la izquierda radical-chic".

En la misma línea el senador de "Unión de Demócratas Cristianos de Centro", Antonio de Poli, celebró hoy la decisión "de sentido común" del Gobierno e instó a afrontar "otras prioridades" como el desempleo, el flujo migratorio o la recuperación económica.

También se ha manifestado el secretario de la ultraderechista Liga Norte, Matteo Salvini, quien se ha atribuido esta "victoria" y ha llamado a poner fin a lo que tacha de "invasión" de inmigrantes.

Por contra, el presidente del PD, Matteo Orfini, lamentó hoy que posponer la aprobación del proyecto a septiembre y someterla a alguna modificación "significa su fin, retraso tras retraso", sobre todo habida cuenta de que la legislatura acaba el próximo febrero.

El senador del PD, Vannino Chiti, expresó también su "decepción" por el aplazamiento, así como la secretaria general del sindicato CISL, Annamaria Furlan, quien expresó su deseo de que se trate de "un retraso y no una rendición" ante "los miedos inmotivados" de la oposición.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, confirmó en la tarde del domingo que "las dificultades que han emergido en algunos sectores de la mayoría" con la que cuenta su Gobierno impiden la aprobación del proyecto antes de la pausa estival.

No obstante aseguró, en declaraciones recogidas por los medios, que su "compromiso personal y del Ejecutivo para aprobarla en otoño continúa", al considerarla una medida "justa".

El proyecto de ley debía ser votado en el Senado, donde el Gobierno italiano cuenta con una mayoría de escaños muy estrecha amenazada además por las dudas de algunos miembros de sus socios de la conservadora AP.

El líder de ese partido y ministro de Exteriores, Angelino Alfano, encomió "el realismo, sentido común y respeto por sus aliados" de Gentiloni y reclamó "un debate más sereno para mejorar" el texto, que ya fue aprobado por la Cámara de los Diputados en octubre de 2015.

El proyecto de ley, impulsado por el PD, amplía los criterios para obtener la nacionalidad y afecta a los niños nacidos en Italia de padres extranjeros o que llegaron al país cuando eran pequeños.

Entre otras cosas establece que un niño puede adquirir la nacionalidad si nace en territorio italiano y al menos uno de sus padres reside legalmente en el país desde al menos cinco años.

Pero también podrán solicitar la nacionalidad los menores extranjeros nacidos en Italia o llegados antes de los 12 años que hayan sido escolarizados en el país durante cinco años.

Un informe de la Fundación Leone Moressa asegura que con esta reforma adquirirían la nacionalidad alrededor de 800.000 jóvenes, el 80 % del millón de menores extranjeros que residen actualmente en el país, con una población de 60 millones de habitantes.


0 Me alegra 2 Me gusta 1 Me enoja 1 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión