Fuente: Carlos Aragao
07/26/2017

Controlar el futuro de los teléfonos inteligentes ha sido la batalla tecnológica que definió la última década. Ahora, las empresas de tecnología están apostando a que los próximos 10 años y más allá se pasarán luchando por el control del automóvil auto conducido.

La compañía Lift está preparando la apertura de una nueva instalación de desarrollo de vehículos autodirigidos en Palo Alto, California, y planea reclutar extensamente en las áreas de ingeniería y tecnología para la nueva locación.

"No estamos pensando en nuestra división de autoconducción como un proyecto paralelo. Es fundamental para nuestro negocio ", dijo Luc Vincent, vicepresidente de tecnología autónoma de Lyft. "Es por eso que el 10 por ciento de nuestros ingenieros ya están enfocados en el desarrollo de la tecnología de autoconducción y continuaremos creciendo ese equipo en los próximos meses".

Uber, el mayor rival de Lyft, ha gastado millones en sus instalaciones en Pittsburgh, Toronto y San Francisco dedicadas exclusivamente a la investigación de vehículos autónomos, mientras que construye su propio hardware y sistemas de software para operar los vehículos, así como muchas otras empresas, desde la unidad Waymo de Alphabet en Silicon Valley hasta los principales fabricantes de automóviles de Detroit y Europa, los cuales también están trabajando en tecnología de conducción autónoma.

Lyft está tomando un enfoque muy diferente de Uber. Mientras que los planes de autosuficiencia de Uber han sido principalmente un esfuerzo en solitario, Lyft ha anunciado lo que llama su Iniciativa de Plataforma Abierta, una forma de desarrollar tecnología de vehículos autónomos en conjunto con fabricantes de automóviles y compañías de tecnología.

"Queremos reunir a toda la industria con esto, y creemos que hay una oportunidad única en este momento para Lyft de convertirse en un líder", dijo Raj Kapoor, director de estrategia de Lyft, en un evento de prensa en la empresa sede de San Francisco.

Tal vez la mejor manera de entender la iniciativa es a través del ejemplo de las compañías de teléfonos inteligentes.

El acercamiento de Uber es más cercano al de Apple: Ambas compañías quieren controlar la mayor parte del producto, el software y también el hardware.
Lyft, por el contrario, está actuando un poco más como Google en su desarrollo del sistema operativo Android. Ambas compañías están creando software que muchos fabricantes diferentes pueden utilizar.

En el mundo ideal de Lyft, eso podría significar una propagación más rápida de su tecnología entre los fabricantes de automóviles.

Los fabricantes de automóviles están luchando para desarrollar su propia tecnología de autoconducción pensando en un futuro en el que menos personas poseen coches. Colaborar con Lyft podría ayudar a que la tecnología llegue al mercado más rápido, mientras que los fabricantes de automóviles podrían ofrecer a Lyft una red amplia con más autos para servir a sus clientes.


258 Me alegra 256 Me gusta 261 Me enoja 253 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión