Fuente: EFE
08/11/2017

México, 11 ago (EFE).- Un estudio realizado por especialistas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) encontró altas concentraciones de plomo en muestras de los dulces más consumidos por los niños en Ciudad de México, informó hoy el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El estudio "Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City" (Plomo en dulce consumido y niveles de plomo en la sangre de niños que viven en Ciudad de México) fue publicado en marzo de 2016 en la revista Environmental Research.

Los investigadores expusieron que ciertos caramelos presentaban niveles de plomo por encima de los permisibles por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, y que corresponde a 0,1 partes por millón.

Marcela Tamayo y Ortiz, doctora en epidemiología ambiental y ocupacional del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, indicó que esta investigación surgió por antecedentes de las décadas de 1990 y 2000, cuando estudios de Estados Unidos reportaron concentraciones de plomo en dulces.

"Estados Unidos tiene un sistema de monitoreo de niveles de plomo en sangre muy bueno; muchos estados de ese país comenzaron a detectar a niños con niveles de plomo alto, cuestionándose la procedencia del plomo. Las investigaciones vieron que provenían de dulces hechos en México", explicó la doctora, citada en un boletín de Conacyt.

Para el estudio mexicano, los investigadores preguntaron a madres y niños los dulces que habían consumido en la última semana por medio de un cuestionario, y se midieron las concentraciones de plomo en muestras de diferentes marcas de dulces de consumo frecuente en los participantes.

"Encontramos una asociación significativa entre la ingestión de plomo de la semana anterior a través del consumo de dulces y los niveles de plomo en sangre de los niños. De los 20 dulces que nos reportaron como más consumidos analizamos las concentraciones de plomo y detectamos niveles de plomo por encima de lo que ha catalogado como permisible la FDA", dijo.

Por otro lado, el estudio indica que la ingesta de dulces analizados tiene una asociación en los niveles de plomo en la sangre de los niños sujetos del estudio.

El plomo es un metal tóxico presente de forma natural en la corteza de la Tierra. Por su toxicidad, es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los 10 elementos químicos de mayor preocupación.

Tamayo y Ortiz, autora principal del estudio, explicó que los efectos del plomo en la salud no son visibles de manera inmediata, pero genera consecuencias graves y permanentes ya que afecta el neurodesarrollo de los niños.

Agregó que durante su desarrollo, el cerebro de los niños necesita calcio para poder hacer las conexiones necesarias para formarse adecuadamente, pero si durante este proceso el plomo sustituye al calcio, afecta el coeficiente intelectual (CI).

"Se calcula que a nivel poblacional, la exposición al plomo influye en la pérdida de hasta cinco puntos de CI", acotó.


13 Me alegra 12 Me gusta 12 Me enoja 12 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión