Fuente: Verónica Gutiérrez
09/06/2017

Raleigh, N.C. 5 septiembre 2017- El precio medio de la gasolina continúa al alza en Carolina del Norte así como en el resto del país como consecuencia del huracán Harvey, y el cierre de las dos refinerías más grandes del país ubicadas en la costa de Texas.

Los precios han superado ya los 2,63 dólares por galón y algunas gasolineras del área del triangulo se quedaron sin gasolina el viernes pasado, por lo que el gobernador del estado, Roy Cooper declaró estado de emergencia la semana pasada, para suspender temporalmente el tope máximo de restricciones de servicio de vehículos de combustible que viajan en y por Carolina del Norte.

"El daño causado por el huracán Harvey a las refinerías de Texas y Luisiana podría estallar en todo el sureste, causando escasez de gasolina y subiendo los precios", dijo Cooper en un comunicado de prensa. "Estoy tomando medidas para facilitar la entrada de gasolina en nuestro estado para que los carolinianos del Norte que necesitan gas puedan conseguirlo".

El incremento es de 26 centavos de dólar, o 10 %, frente al precio de hace una semana, según datos de la American Automobile Association (AAA) que rastrea el costo del combustible en todo el país.

"Los consumidores verán que los precios se dispararán a corto plazo (...) Pero no esperamos que las refinerías estén cerradas por meses, y los primeros informes indican daños menores en las de Corpus Christi y Houston", dijo Jeanette Casselano, portavoz de la AAA.

Casselano prevé que el costo del combustible comience a estabilizarse y descender a partir de esta semana.

Por ahora, sin embargo, las dos mayores refinerías de EE.UU,, Motiva, de capital saudí, en Port Arthur, y la de Baytown, cerca de Houston, de ExxonMobil, siguen cerradas hoy.

Entre ambas tienen una capacidad de refino superior a los 1.1 millones de barriles de petróleo al día.

Exxon Mobil aseguró este fin de semana que las primeras evaluaciones apuntan a solo "daños menores" y señaló que espera comenzar a retomar las operaciones el martes.

Motiva, por su parte, no ha ofrecido fecha para la reanudación de su funcionamiento.

El huracán Harvey, que ha causado más de 32,000 desplazados en el sur de Texas y más de 50 muertos, dejó fuertes vientos y lluvias que han provocado catastróficas inundaciones.

Afectó con especial contundencia la región cercana a Houston, el corazón de la industria de refino de Estados Unidos, por lo que se espera que se tarde unas semanas en retomar la normalidad en los mercados de petróleo y gasolina.

Asimismo, el oleoducto Colonial, conocido como "el río Misisipí del combustible" y que une Texas con Nueva Jersey, también tuvo que interrumpir su flujo de combustible hacia el noreste por la enorme magnitud de las inundaciones.

 Colonial, que tiene capacidad para transportar más de 2 millones de barriles de gasolina al día y suministra los mercados de Carolina del Norte, Atlanta, Nueva York y Washington entre otros, espera reabrir el flujo mañana martes.

Cerca del 25 % de la capacidad de refino del país ha estado paralizada por el devastador paso del Harvey, el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005, cuando el Katrina asoló Nueva Orleans, y el mayor en afectar a Texas desde 1961.


42 Me alegra 42 Me gusta 41 Me enoja 43 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión