Fuente: EFE
09/27/2017

Quito, 27 sep (EFE).- El flamante presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, se ha fijado como principal reto de su mandato el fin del extractivismo en Ecuador y la promoción de nuevas políticas conservacionistas.

"Planteamos desde la Conaie "ya no más explotación petrolera, ya no más concesión minera", porque para mí eso es acabar con la vida", manifestó el recién electo líder indígena en una entrevista con Efe.

De 38 años e involucrado en política desde su juventud, siguiendo los pasos de su progenitor, que participó en la lucha por los derechos indígenas en los años 90, Vargas encabeza la Conaie desde el pasado 16 de septiembre, cuando renovó el Consejo de Gobierno de esa organización, que asegura, "es el de mayor consenso" hasta la fecha.

Desde que asumió el cargo lleva una actividad frenética que pasa por participar en convocatorias a favor de los derechos de los pueblos indígenas de los países ribereños de la Amazonía, visitar con líderes de Canadá las zonas afectadas por los vertidos petrolíferos de la compañía Chevron, o presentar propuestas para la consulta popular que tiene programada el presidente, Lenín Moreno.

En este contexto, una coalición de grupos indígenas pidió el martes al jefe del Estado que incluya una pregunta relacionada con la prohibición de la minería y la extracción de petróleo en reservas naturales para evitar que se produzcan casos como el ocasionado por la petrolera estadounidense, que contaminó cerca de 500.000 hectáreas en el considerado "pulmón del planeta".

"Mejor buscar proyectos alternativos, incentivos económicos para la conservación. Ese es el gran reto que nos planteamos. Y generar recursos para los ecuatorianos", afirma Vargas antes de señalar, tajante, que "el petróleo en algún momento se va a acabar".

"Nosotros convivimos con la naturaleza, nos dicen que somos enemigos del desarrollo", sostiene para preguntarse después, "¿Qué desarrollo? Vivimos en paz y armonía. Los pueblos indígenas tenemos suficiente alimentación y medicinas en la misma selva, es nuestro mercado, nuestra farmacia".

Ecuador depende en gran medida de los hidrocarburos y el petróleo es uno de sus principales recursos, en tanto que la minería es una industria también importante y en pleno desarrollo.

Vargas defiende que existen proyectos alternativos como el de "Cuencas Sagradas" o "Selva Viviente" que promueven la conservación de áreas protegidas, y plantea el turismo como motor de negocio.

En paralelo, solicita a los "países industrializados que pongan incentivos" para acabar con la explotación petrolífera y minera.

"Nos cuentan que en la Amazonía las empresas entran cuando les da la gana porque allí hay territorios sin dueño", lamenta ese líder de la comunidad Achuar de Ecuador, que representa a 14 nacionalidades y 18 pueblos indígenas repartidos en más de 3.000 comunidades, 380 de ellas en territorio amazónico.

Pese a las suspicacias que generó el anterior Gobierno de Rafael Correa en torno a esta cuestión, el liderazgo indígena ha acogido con beneplácito, y cierta cautela, el llamamiento que hizo el actual presidente ante la ONU para que la comunidad internacional asegure el futuro de la Amazonía, dado su papel clave en la dinámica global del clima.

"Que un presidente diga eso a ese nivel es un paso importante", afirmó antes de expresar su esperanza en que "no sea solo un discurso. Queremos acciones".

El proceso de diálogo impulsado por Moreno es interpretado en los cuadros del movimiento indígena como una mano tendida después de los sucesos que empañaron el Ejecutivo de Correa con enfrentamientos en algunas regiones.

Disputas que en muchos casos terminaron con víctimas mortales, detenidos y estados de excepción que forzaron al desplazamiento de centenares de miembros de la comunidad.

Según las cifras del último Censo de Población de 2010, un total de 1.018.176 personas se autodefinen como parte de las 14 nacionalidades indígenas que habitan en el Estado ecuatoriano, lo que representa el 7 % de su población.

"Yo creo que todos somos indios, somos humanos, tenemos las mismas características, la misma sangre", concluye Vargas al elevar su causa: "Los pueblos indígenas en el mundo defendemos la vida de la humanidad para que podamos vivir felices y en armonía con la naturaleza".


45 Me alegra 48 Me gusta 41 Me enoja 46 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión