Fuente: EFE
10/12/2017

Bruselas, 12 oct (EFE).- La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), el Comité Europeo de las Regiones (CdR) y la Comisión Europea (CE) pidieron hoy que la financiación para equipar a las ciudades europeas frente a los desastres naturales se mantenga en el próximo presupuesto de la UE.

En una conferencia organizada por la ONU y el CdR en Bruselas, el representante especial de la UNISDR, Robert Glaser, incidió en la importancia de lograr una "reducción sustancial" del número de personas afectadas por los desastres naturales en Europa.

"El impacto del cambio climático ya es una realidad y se volverá cada vez más obvio en los años venideros", alertó Glasser.

En ese sentido, el Marco de Sendai para la reducción de riesgos en desastres naturales, aprobado en 2015 con la vista puesta en 2030 y gestionado por la propia UNISDR, debe ser un "compromiso clave", dijo Glasser.

El representante de la ONU señaló que las autoridades locales deben "reforzar su capacidad y recibir más financiación", particularmente de cara a mejorar sus infraestructuras.

La conferencia, celebrada un día antes del Día Internacional para la Reducción de Desastres Naturales, contó también con la presencia del presidente del CdR, Karl-Heinz Lambertz, quien reiteró su petición de mantener una política de cohesión fuerte para abordar el cambio climático y lidiar con desastres naturales.

De cara a las discusiones para definir los presupuestos europeos más allá de 2020, Lambertz señaló que los fondos de cohesión pueden ayudar a las ciudades y regiones a convertirse en economías bajas en carbono, crear infraestructuras a prueba de desastres y lograr una reconstrucción rápida tras un desastre.

"El verdadero desastre sería una Unión Europea sin política de cohesión", subrayó el presidente del CdR ante la prensa tras el evento, y agregó que seguirán haciendo todo lo posible por una "política de cohesión con posibilidades financieras sustanciales para cada región de Europa".

En Europa, las inundaciones son tradicionalmente el desastre natural más prevalente y la ONU prevé que su frecuencia doble la actual para el año 2050, aunque las olas de calor y los terremotos están comenzando a ser más comunes.

Por su parte, la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, recalcó que la lucha contra el cambio climático y la prevención de desastres es una prioridad importante para Estados miembros, regiones y ciudadanos europeos.

"Desde 2005 hemos pagado más 100.000 millones de euros para cubrir el coste de los desastres naturales en Europa", recordó Cretu, que comparó este coste al PIB de países europeos como Hungría.

La ONU calcula que el 90 % de los grandes desastres naturales registrados tienen al clima como causa principal.


3 Me alegra 2 Me gusta 3 Me enoja 2 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión