Fuente: Berenice Malagón
01/24/2018

Raleigh, N.C. 23 enero 2018 - Por tercera ocasión, la organización El Pueblo a la par de otras organizaciones, estudiantes, activistas y padres de familia, se han manifestado esta mañana afuera de las oficinas del Senador, Thom Tillis "exigiéndole que apoye un "Clean Dream Act" y también en solidaridad con todas las personas que han perdido el TPS. 

Iliana Santillán, miembro de El Pueblo comenta al respecto: "No merecemos migajas, merecemos un "Clean Dream Act" para que la gente pueda algún día tener ciudadanía" y añade: "También estamos aquí no solo por los soñadores, sino también por parte de la comunidad Tepesiana, sabemos que no solo la gente de El Salvador, sino también de Haití, Nicaragua y Sudán han perdido ese alivio migratorio, así que venimos a pedirle al Senador Tillis que nos dé la cara, nos escuche y nos acepte las peticiones". 

Santillán se refiere a una petición con 1,500 firmas donde residentes de Carolina del Norte han solicitado la acción inmediata del Senador para interceder por Dreamers y Tepesianos en el Congreso de los Estados Unidos.

En el documento dirigido a Thom Tillis se lee: "El Pueblo aprecia su liderazgo en encontrar una solución para los jóvenes inmigrantes indocumentados que se encuentran en incertidumbre con la terminación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Nos complace presentarle las siguientes firmas de los habitantes de Carolina del Norte que quieren que se apruebe una legislación que otorgue una solución permanente para los miembros de la comunidad que han sido impactados adversamente por la eliminación del programa DACA, así como por aquellos que han sido afectados por la terminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los ciudadanos de Sudán, Nicaragua, Haití y El Salvador".

El Senador Tillis, no ha recibido las 1,500 peticiones, pues a la par de la protesta, se encuentra en Washington junto con otros 5 senadores republicanos (Tom Cotton, John Cornyn, Chuck Grassley, James Lankford, David Perdue) en una reunión con el presidente, Donald Trump en la Casa Blanca. De acuerdo a la agencia de noticias EFE, "la oposición demócrata quiere aprobar cuanto antes una ley que proteja de la deportación a cientos de miles de jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores", dado que el próximo 5 de marzo, por decisión de Trump, desaparecerá el programa de 2012 que les permitía permanecer en Estados Unidos, llamado DACA", pero Tillis es considerado en el grupo de los legisladores republicanos de línea dura en cuanto a temas de inmigración. De hecho, se presume que por asesoría de este grupo, Trump habría rechazado una propuesta bipartidista.

Regresando a la protesta en Raleigh, mujeres hispanas como Griselda Alonso, miembro de El Pueblo y quien emigró a los Estados Unidos hace 20 años, declara: "Al señor Tillis lo que le quiero decir es que deje de estarnos usando como una ficha política. Nosotros merecemos dignidad y respeto. Si usted piensa que no tenemos derechos está equivocado, nuestros derechos no caducaron al cruzar la frontera" y añade: "Durante todos estos 20 años estoy cansada de ver que nos utiliza el gobierno, simplemente para estarse peleando para ver quién tiene más poder, si los Republicanos o los Demócratas. Como comunidad tenemos que salir y decir basta! Merecemos estar aquí porque hemos contribuido y seguiremos contribuyendo".

Norma Benitez, también de El Pueblo Jóvenes ha tomado la palabra esta mañana: "soy mexicana y estoy aquí para apoyar a toda la comunidad latina y ahora en estos momentos a todos los tepesianos de Nicaragua, Haití y los Salvadoreños. Especialmente a todas las madres que están preocupadas por un destino incierto. Yo me pongo en los zapatos de ellas y puedo entender un poco del sufrimiento que están pasando, solo imaginar la separación de uno de mis hijos es la razón que hoy me tiene aquí. Estoy aquí para apoyarlas a luchar y por todas las que no pudieron estar aquí quizás por miedo, pero queremos que sepan que juntos lograremos el mismo objetivo. Juntas saldremos de esta triste situación y sobre todo seguiremos creciendo y educando a nuestros hijos en este país que es de ellos. Ellos serán los que en los próximos 10 o 20 años harán la diferencia en lo que ahora estamos viendo".

Hasta antes de su culminación por parte de la Administración de Donald Trump, el programa DACA había impactado positivamente a unos 800 mil niños y jóvenes alrededor de los Estados Unidos, quienes ahora están en espera de una legislación que no solo les dé la oportunidad de continuar sus estudios y acceder a un trabajo, sino que sea un camino a la ciudadanía, y que incluya además a sus padres. Por otro lado, a nivel nacional, hay más de 300 mil beneficiarios de TPS que se han quedado sin el alivio migratorio que les permitía permanecer de manera legal en los Estados Unidos.


69 Me alegra 69 Me gusta 68 Me enoja 68 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión