Fuente: Nancy Escobar @NanEscobar72 calexicon@gmail.com
03/07/2018

Ayer, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, repetía en Twitter una frase que pone la culpa del consumo de drogas en este país a los mexicanos, en específico al gobierno, porque no impide que las drogas lleguen a suelo estadounidense. Son fake news en cierto sentido.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, respondió que era una responsabilidad compartida, que ambos países debieran hacer los que les tocaba en ese tema.
Como siempre, antes de estar de un lado u otro, los números y los datos debieran dar la respuesta.

Un análisis realizado por el gabinete de seguridad del gobierno federal de México, sobre el número de muertes en ambos países, con motivo del problema compartido de tráfico y consumo de droga, revela que entre 2010 y 2016 en Estados Unidos murieron 104 mil personas por sobredosis de droga. En ese mismo lapso, en México hubo 69 mil 600 homicidios dolosos ligados al crimen organizado.

La cifra de 142 personas muertas al día por sobredosis de opioides fue emitida por el propio gobierno de Estados Unidos.

No es que los narcos no tengan responsabilidad en el tráfico y la distribución, para hacer llegar la droga a los consumidores con sus miles de tentáculos que se esparcen por todo el territorio de la Unión Americana.

Pero, hay un pero. Desde 1980, el doctor Hershel Jick escribió una carta al New England Journal of Medicine, en la que señalaba que pese a que los hospitales se acudía, de forma generalizada, al uso de estupefacientes, "el desarrollo de la adicción es raro en pacientes médicos sin antecedentes de adicción".

Eso trajo una avalancha de médicos que, amparados en que no era tan grave recetar opioides para el dolor, comenzaron a hacerlo de forma masiva, sin analizar el efecto posterior.

En Netflix ahora mismo puede verse un documental, "Heroine", cuya tesis principal es esa que el boom de médicos involucrados en una mala prescripción desató la epidemia que tiene a millones de estadounidenses adictos.

Y el argumento de los doctores y pacientes que sufrían dolor por piedras en el riñón, por una inflamación muscular o por una caída, ha sido que los opioides son más fáciles de recetar que pedir un fisioterapia, o acudir a la medicina alternativa o a la herbolaria, formas más sanas de curar el dolor.

Así, por años, y como en Estados Unidos no hay un servicio de salud generalizado, lo más sencillo era recetar, sólo que en la mayoría de los casos, los que comienzan con una pastilla al día, terminan consumiendo cinco "por el dolor constante", y siguen con más dosis, hasta caer en la heroína inyectada, cuando ya el cuerpo está enganchado al opioide.

Sí, el nombre genérico es opioides -que pueden incluir la droga ilegal heroína y la muy controlada morfina- y generalmente se refieren a medicamentos suministrados bajo receta médica como la oxycodona (con sus nombres comerciales Oxycontin y Percocet) y la codeína.

Sí, los narcos mexicanos son los principales causantes del tráfico. Sí, el gobierno de EU, no ha hecho mucho para atender a sus adictos.


78 Me alegra 57 Me gusta 60 Me enoja 61 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión