Fuente: Berenice Malagón
05/02/2018

Raleigh, N.C. a 27 de abril de 2018-Como una manera solemne de recordar que aún hay muchas áreas de oportunidad en cuanto a las leyes de protección al trabajador en Carolina del Norte, decenas de empleados, líderes sindicales, religiosos y miembros de la comunidad vestidos de negro, se reunieron la mañana de hoy en el Capitolio de Raleigh, para conmemorar a cientos de trabajadores fallecidos en el estado.

De acuerdo a cifras proporcionadas por el Centro de Justicia de Carolina del Norte, 3.7 trabajadores por cada 100,000 perdieron la vida, en comparación con el 3.6 de cada 100,000 a nivel nacional, situación que coloca a Carolina del Norte en el lugar número 24 en cuanto a la tasa de mortalidad de personas en su lugar de trabajo en el país.

En 2016, el año más reciente en el que se contabilizó el total de muertes de trabajo en el estado, arroja un número de 174 personas, es decir, 24 fallecimientos más que en 2015. "Estas tragedias no ocurren por sí solas", dijo Allan Freyer, Director del Proyecto de Derechos de los Trabajadores del Centro de Justicia de Carolina del Norte. "Suceden cuando no hacemos cumplir la ley".

De acuerdo con los organizadores del evento, "la capacidad de Carolina del Norte para hacer cumplir las protecciones de salud y seguridad, ha disminuido significativamente en la última década" y eso se debe a una reducción significativa de la cantidad de inspectores de Seguridad y Salud Ocupacional (OSH), contra un aumento en la cantidad de trabajadores.

Las cifras lo confirman, en los últimos 10 años, el número de inspectores de SST ha disminuido de 114 en 2008, a 102 en la actualidad. Cada inspector es responsable de más trabajadores que hace una década, por ejemplo, en 2008, había 1 inspector por cada 35,469 trabajadores en Carolina del Norte, y al día de hoy, solo hay 1 inspector por cada 41,758 trabajadores. "Esto significa menos inspecciones, más lugares de trabajo inseguros y más muertes en el lugar de trabajo", indicó NC Justice Center.

Cuando se revisa el número de inspectores disponibles para examinar los lugares de trabajo, resulta que en 2008, hubo 1 inspector por cada 2,259 lugares de trabajo, mientras que ahora solo hay un inspector por cada 2,636 plazas laborales; lo que significa que para inspeccionar 2,636 negocios en el estado, un empleado tendría que realizar siete inspecciones todos los días durante 365 días al año en Carolina del Norte.

"Nadie debería tener que elegir entre su seguridad y un sueldo. Podemos y debemos hacer más para proteger a las personas que trabajan en este estado", indicó MaryBe MacMillan, presidenta de la AFL-CIO de Carolina del Norte. "En este momento, llevaría casi un siglo, 96 años, que los inspectores inspeccionaran cada lugar de trabajo en nuestro estado solo una vez. El Departamento de Trabajo inspecciona los ascensores y los juegos de atracciones anualmente, pero podemos llegar a cada lugar de trabajo una vez al siglo. Eso es inaceptable. Debemos hacerlo mejor".

A la vez que sonaron 174 campanadas en conmemoración a las 174 personas fallecidas por causas laborales,  Freyer pidió que "la verdadera conmemoración sería fortalecer las leyes laborales de nuestro estado y hacerlas cumplir".


70 Me alegra 70 Me gusta 77 Me enoja 72 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión