Fuente: EFE
06/12/2018

Nairobi, 12 jun (EFE).- El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, ha convocado para este julio una mesa de diálogo político en la que también podrán tomar parte los activistas políticos exiliados y los partidos no legalizados, informó hoy la Oficina de Información y Prensa.

Según la información publicada en el portal de este organismo, Obiang expresó "la voluntad del Gobierno de ofrecer todo tipo de apoyo, incluido el económico, a cualquier activista político de la diáspora" que quiera participar en este diálogo.

Asimismo, el jefe de Estado, en el poder desde 1979, afirmó que la convocatoria es una "estrategia orientada a buscar una solución duradera a la legalización de partidos políticos (...) y a la integración de los actores políticos en el exilio".

Actualmente, el único partido que consiguió representación parlamentaria en las legislativas de noviembre de 2017, Ciudadanos por la Innovación (CI), se encuentra ilegalizado, aunque presentó hace unos días un recurso ante el Tribunal Constitucional para revertir esta situación.

Los dos únicos cargos que consiguió en dichas elecciones, un diputado en el Congreso y una concejal en el Ayuntamiento de Malabo, no pudieron jurar sus cargos y se encuentran en la cárcel, por lo que no existe una representación real en las instituciones de otro partido que no sea el gobernante Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE).

En un comunicado publicado en su página web, la formación opositora celebra la convocatoria, calificándola de "buena noticia para la nación" y considerando que "podría ser un signo de normalización política".

Otro de los principales partidos de la oposición, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), que hasta las citadas legislativas de 2017 era el único con un diputado, considera que el plazo dado para preparar el diálogo es escaso, y pide a Obiang que aplace la fecha "para dar tiempo a que se formen comisiones mixtas" para la preparación de la reunión.

En un comunicado remitido hoy a los medios, CPDS afirma que los compromisos adquiridos en anteriores mesas de diálogo no se han respetado, por lo que reclama que esta nueva ronda se celebre "entre Gobierno, oposición y sociedad civil, y con la presencia y firma de la comunidad internacional, representada por la Unión Africana (UA), la Unión Europea (UE) y Estados Unidos".

Según el Gobierno ecuatoguineano, esta sexta mesa de diálogo es "un escenario en el que intervienen todos los actores políticos para emprender un proceso de reflexión, con el fin de facilitar la efectividad de las medidas de prevención, gestión y solución de conflictos políticos".

Desde su independencia de España, en 1968, Guinea Ecuatorial está considerado uno de los países más represivos del mundo debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes, y las denuncias de repetidos fraudes electorales por parte de la oposición y de la comunidad internacional.

La tensión se disparó en el pequeño país africano a finales de diciembre pasado a consecuencia de un supuesto golpe de Estado frustrado que denunció el Gobierno de Obiang, en el poder desde que derrocó en 1979 en un golpe militar a su tío Francisco Macías Nguema.


6 Me alegra 7 Me gusta 6 Me enoja 6 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión