Fuente: EFE
06/13/2018

Valencia, 13 jun (EFE).- Los miembros del dispositivo especial para coordinar la llegada de los 629 refugiados del Aquarius al puerto de Valencia estudian todavía el emplazamiento en el que se realizará el desembarco y la primera atención de los inmigrantes, que se espera lleguen el próximo sábado.

Cruz Roja Española, la organización que se encargará de la atención de los refugiados cuando lleguen a suelo español, considera que la antigua base del equipo suizo de vela Alingui, donde se instalará la base logística de coordinación, cumple las condiciones necesarias para acogerles.

Sin embargo, técnicos de la Capitanía Marítima y del Puerto y las fuerzas de seguridad recomiendan el muelle de cruceros por motivos de seguridad y de "operatividad y funcionalidad" para el desembarco y la primera identificación, según han explicado en la reunión que han mantenido en la Delegación del Gobierno con representantes de distintos ministerios, administraciones y entidades implicadas.

La posible llegada de la flotilla, prevista en principio para la noche del próximo sábado, coincide además con la celebración en La Marina, donde se encuentra la base de Alinghi, de un concierto de Fito y Fitipaldis, que espera congregar a miles de personas.

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha anunciado también hoy, tras presidir la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada, que la empresa pública Tragsa se hará cargo del avituallamiento a partir del segundo día de la llegada de los inmigrantes a la ciudad, tras la actuación de la Cruz Roja el primer día.

Oltra ha informado, asimismo, de que la Generalitat ha puesto a disposición de los ciudadanos un teléfono (963428099) y ha abierto una cuenta de correo electrónico (aquarius@112cv.gva.es) para que las personas que quieran mostrar sus solidaridad lo hagan por estos canales oficiales.

Asimismo, mañana está previsto que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, viaje a Valencia para reunirse con el president de la Generalitat, Ximo Puig, para analizar todos los aspectos relativos al desembarco de los 629 refugiados.

Las tres embarcaciones viajan ya hacia tierras españolas en una travesía que se espera complicada por el mal tiempo, ya que se prevé lluvia y olas de hasta cuatro metros, según la cofundadora y directora de SOS Méditerranée, Sophie Beau, quien ha alertado de que el trayecto podría prolongarse más si empeoran las condiciones meteorológicas.

En el Aquarius, que inició su viaje ayer a las 21.00 hora local, viajan 51 mujeres, 45 hombres y 10 niños, mientras que los 524 refugiados restantes están repartidos en la nave Orione de la Marina italiana y en el Dattilo de los guardacostas.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado hoy que la Armada escoltará a la flotilla en cuanto entren en aguar españolas y ha señalado que el Gobierno de España ha actuado ante un problema en el que no se puede permanecer "de perfil" y "ha hecho lo que tenía que hacer en el marco del derecho internacional".

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que el gesto de la Comunitat y el Gobierno español de acoger a los inmigrantes del Aquarius "puede ser un revulsivo" para que desparezcan "los xenófobos y los vientos de fanatismo" de algunos gobiernos europeos y ha pedido a Italia y a Europa "que cumplan con la legalidad".

El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, defiende que la acogida del Aquarius es "una medida valiente", aunque ha alertado hoy de que, "cuando lleguen a España, esas personas tendrán una tranquilidad de seis u ocho meses, pero, si no se reforma el sistema de asilo, tras ese periodo probablemente se enfrentarán a la indigencia".


2 Me alegra 2 Me gusta 2 Me enoja 2 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión