Fuente: Berenice Malagón
06/27/2018

Raleigh, N.C. a 20 junio 2018- Líderes religiosos, refugiados, comunidad de Carolina del Norte y defensores de los inmigrantes se reunieron hoy en una iglesia en el centro de Raleigh, para expresar su oposición a las políticas que separan a las familias en Estados Unidos.

Algunos afectados por la política de "Tolerancia Cero" del Presidente Donald Trump, compartieron con los presentes sus historias. Tal es el caso de la Sra. Sandra Marquina: "Mi esposo vino huyendo de la guerra en el Salvador en el 2005 y por mal manejo de un abogado, él perdió la oportunidad de conseguir su residencia. Hasta el 2017 nunca tuvimos ningún problema, hasta que él se presentó en un chequeo de rutina y debido a la política de la nueva administración le dijeron que se tenía que ir".

El esposo de la Sra. Marquina es el Pastor José Chicas, quien permanece en Santuario en una congregación religiosa en Durham desde hace un año para evitar su deportación al Salvador. "Ha sido difícil porque he tocado puertas pero he sido rechazada, aún de los mismos hermanos cristianos, porque me dicen que mi esposo está en un santuario porque está violando la ley", señala Marquina. "Tengo un hijo de 11 años, él llora mucho, está muy triste...Ni los representantes, tampoco la iglesia me han ayudado, así que les pido que ayuden a mi esposo, José Chicas, es pastor, tiene 34 años en los Estados Unidos, él quiere estar con la familia".

Representantes de diversas congregaciones coincidieron en su rechazo a la política de "tolerancia cero" del presidente Trump en el día mundial del refugiado y reafirmaron la bienvenida a todos aquellos que lleguen a los Estados Unidos por necesidad, trabajo y prosperidad. "Todos nuestros textos sagrados nos enseñan a dar la bienvenida a los extranjeros y ser hospitalarios. Sin embargo, las políticas recientes que han sido considerados "bíblicas" demuestran racismo abierto, el desconocimiento de la importancia de la unidad familiar, y la hostilidad hacia las personas que huyen de la violencia en sus países de origen", indicaron.

Mostrando la unión y diversidad que se vive en Carolina del Norte, los líderes religiosos añadieron: "Nuestras iglesias, sinagogas, mezquitas y templos creen profundamente en la santidad de la familia y se oponen a la separación de familias. La unidad familiar es la base de la sociedad y las familias de nuestro país deben estar juntas" y enviaron un mensaje a la administración presidencial en curso: "Como comunidades de fe, llamamos a la administración, al Departamento de Inmigración y Aduanas y al Departamento de Justicia para terminar de inmediato con la separación de familias, la política de tolerancia cero y las políticas de persecución que han roto familias y evitan su reunificación".

Asimismo, afirmaron que "las personas en busca de asilo tienen el derecho legal de pedir protección por persecución y violencia bajo el amparo del estado y la ley internacional, por lo que no se les puede negar el refugio" y concluyeron: "El Congreso tiene que pasar una legislación que resuelva la crisis de niños separados de sus familias en la frontera. Esta práctica es traumática y diametralmente opuesta a nuestras tradiciones de fe".


31 Me alegra 32 Me gusta 31 Me enoja 32 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión