Fuente: EFE
07/12/2018

Nairobi, 12 jul (EFE).- El principal partido legalizado de la oposición de Guinea Ecuatorial, la Convergencia para la Democracia Social (CPDS), criticó hoy que el Gobierno no esté contando con los partidos opositores para la preparación y organización de la mesa de diálogo político nacional, cuyo inicio está previsto para el lunes.

En un comunicado remitido hoy a los medios, la formación -que en la pasada legislatura fue la única opositora con representación en las instituciones- indica que esta situación es una "prueba de que la VI Mesa de Diálogo es un engaño más al pueblo de Guinea Ecuatorial y a la opinión pública internacional".

"El régimen de (el presidente del país) Teodoro Obiang Nguema Mbasogo no está dispuesto a propiciar un diálogo serio y sincero en el país", agrega.

La CPDS afirma que se enviaron varios escritos al Gobierno con respecto a la conferencia, pero que ninguno ha recibido respuesta.

Entre sus reclamaciones destaca la petición de ampliar la mesa de diálogo de 6 a 20 días, la inclusión en el orden del día de los puntos propuestos por los partidos políticos y la concesión de margen temporal suficiente para los exiliados que quieran participar en la reunión.

Sin embargo, el partido político critica que se haya "impuesto" un "programa cerrado", y denuncia que las diferentes formaciones no han recibido los materiales de trabajo ni se ha acreditado a sus delegados pese a que el plazo para hacerlo terminaba el pasado día 9.

Según el comunicado de la CPDS, el Gobierno ha aplazado dicho registro hasta mañana, algo que "deja a los partidos políticos solamente dos días para estudiar toda la documentación antes del inicio del diálogo".

La formación política considera que el diálogo ha "fracasado" en Guinea Ecuatorial después de que el Gobierno "haya incumplido sistemáticamente" los acuerdos adquiridos en las pasadas mesas de diálogo, algo que demostraría "la determinación del presidente Obiang (...) a permanecer en el poder por tiempo indefinido y a cualquier precio".

Según el Gobierno ecuatoguineano, esta sexta mesa de diálogo, convocada entre los días 16 y 21 de este mes, es "un escenario en el que intervienen todos los actores políticos para emprender un proceso de reflexión, con el fin de facilitar la efectividad de las medidas de prevención, gestión y solución de conflictos políticos".

Desde su independencia de España, en 1968, Guinea Ecuatorial está considerado uno de los países más represivos del mundo debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes, y las denuncias de repetidos fraudes electorales por parte de la oposición y de la comunidad internacional.

La tensión se disparó en el pequeño país africano a finales de diciembre pasado a consecuencia de un supuesto golpe de Estado frustrado que denunció el Gobierno de Obiang, en el poder desde que derrocó en 1979 en un golpe militar a su tío Francisco Macías Nguema.

A esta situación le siguió la ilegalización del único partido que obtuvo representación tras las legislativas de noviembre de 2017, Ciudadanos por la Innovación (CI), que fue condenado a disolverse el pasado mes de febrero.

El pasado día 4, Obiang decretó una amnistía total para los presos políticos ecuatoguineanos, aunque, según CI, los militantes encarcelados todavía siguen en las prisiones.


5 Me alegra 6 Me gusta 7 Me enoja 7 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión