Fuente: EFE
10/10/2018

Houston (EE.UU.), 10 oct (EFE).- El receptor puertorriqueño Christian Vázquez hizo valer el poder de su bate y aportó cuadrangular que selló la victoria que permitió a los Medias Rojas de Boston viajar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana que disputarán al mejor de siete contra los Astros de Houston.

El bateo oportuno de Vázquez fue decisivo para que los Medias Rojas venciesen a domicilio 3-4 a los Yanquis de Nueva York en el cuarto partido de la Serie División que disputaron al mejor de cinco.

Con el poder de su bate el boricua silenció a los 47.641 espectadores que llenaban las gradas del Yankee Stadium en la cuarta entrada, porque con su vuelacercas, los Medias Rojas iban a eliminar a los Yanquis, en otro duelo más de los eternos rivales de la División Este del Joven Circuito.

Los Medias Rojas, que consiguieron marca de 108 victorias en la temporada regular, llegaron a la serie de campeonato de la Liga Americana por primera vez desde la temporada del 2013.

Un año después de haber sido eliminados en la serie de División ante los Astros de Houston, los Medias Rojas iniciarán en su campo la serie de Campeonato en su campo el "Fenway Park", el sábado, precisamente contra el equipo tejano, que defiende el título de la Serie Mundial.

El batazo solitario de Vázquez (1) llegó en la parte alta de la cuarta entrada al enviar la pelota por encima de la barda del jardín derecho contra el relevista Zach Britton, que le había quitado la pelota al abridor CC Sabathia.

Con su cuadrangular el boricua puso números de 4-0 en la pizarra para sellar la victoria de la novena de Boston.

Vázquez viajó tres veces a la caja de bateo y conectó sólo en una ocasión, castigando con batazo de cuatro esquinas que hizo volar la pelota 338 pies (103 metros).

Antes que llegase el batazo decisivo de Vázquez, el tercera base dominicano, Eduardo Núñez, apoyó el ataque pegando dos veces en cuatro turnos al bate y remolcó una de las cuatro carreras de los Medias Rojas.

En la tercera entrada Núñez pegó sencillo a lo profundo del jardín izquierdo y empujó a la contadora al segunda base Ian Kinsler para poner en la pizarra números de 3-0 contra el abridor zurdo Sabathia.

Si Vázquez y Nuñez pusieron el bate oportuno, el piloto novato, el puertorriqueño Alex Cora, fue el gran factor ganador de los Medias Rojas al hacer siempre los decisiones más arriesgadas y controvertidas, en cada uno de los cuatro partidos que ambos equipos disputaron, pero que al final siempre le favorecieron.

Cora, que le ganó el duelo de novatos al manejador de los Yanquis, Aaron Boone,

"Mucha gente se rindió con nosotros después de perder el Juego 2, y aparecimos ayer, hicimos un trabajo excelente y esta noche hicimos un plan detallado", declaró Cora, después del encuentro del martes. "Rick (Porcello) fue excepcional. Y luego el bullpen hizo un excelente trabajo al final, aunque Craig no fue el habitual Craig Kimbrel, pero tuvo tres outs y cerró el juego", agregó.

Cora reiteró que la clave del triunfo del equipo estuvo en que siempre se mantuvieron concentrados y conscientes de la misión que cada de los jugadores tenían en el campo.

"Se mantienen enfocados en cada momento. Juegan de la manera correcta, corren bien las bases, juegan una buena defensa. Ayer fue Brock Holt y los zurdos. Hoy fueron Ian Kinsler y Eduardo Núñez y Christian Vázquez. Tenemos un gran equipo. Somos muy versátiles. Contamos con todos, y fue una gran victoria de equipo", subrayó Cora.

El joven piloto de los Medias Rojas, que llevó al equipo a 108 victorias en la temporada regular, mejor marca en la historia del equipo, y solo superado por Ralph Houk, quien en 1961 guió a los Yanquis a una marca de 109-53 en su primera temporada en las Ligas Mayores, ahora tendrá que enfrentarse a A.J. Hinch, el piloto de los Astros, con quien el año pasado estuvo de su hombre de confianza.

"Será algo muy especial en enfrentarme a mi exequipo, donde tengo grandes amigos, pero todos dejaremos a un lado los sentimientos y en el campo buscáremos la victoria", comentó Cora. "Será una serie muy difícil y complicada porque nos enfrentamos al actual campeón defensor de la Serie Mundial".

Mientras, por los Yanquis, el receptor dominicano Gary Sánchez pegó volado de sacrificio por todo lo alto del jardín izquierdo y empujó a la registradora al parador en corto holandés Didi Gregorius.

Sánchez, que tuvo de 3-1, remolcó la tercera carrera de los Yanquis, pero su esfuerzo fue insuficiente y la novena de Nueva York se quedó corta y queda eliminada de la postemporada de las Grandes Ligas.

El segunda base venezolano Gleyber Torres pegó una vez en cuatro viajes a la caja de bateo.

El corredor emergente cubano Adeiny Hechevarria no pudo llegar a la registradora.

Sonia Salazar


6 Me alegra 5 Me gusta 5 Me enoja 5 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión