Fuente: Coreen Villalobos Mundo, foto EFE
10/10/2018

Raleigh, N.C. a 10 de octubre del 2018- La confirmación de Brett Kavanaugh como juez de la Suprema Corte de Justicia ha sido calificada por miembros de organizaciones que representan y defienden los derechos de la comunidad hispana en Carolina del Norte como un acto silenciador de las voces de las personas que han sido víctimas de abuso sexual, quienes no escatiman palabras para recordar la importante tarea que tiene toda la estructura gubernamental de Estados Unidos de conformar una sociedad defensora de la moral y los derechos ciudadanos.

En distintas ciudades se registraron recientemente numerosas manifestaciones en contra de este nombramiento, por tratarse de una figura controversial y con un antecedente de violencia sexual. En Raleigh, Carolina del Norte, se unió a la de miles de sobrevivientes de asaltos sexuales y sus partidarios que apoyaron a la Dra. Christine Blasey Ford y Deborah Ramirez, quienes acusan de abuso sexual al ya ratificado como juez. Estas protestas, diversas y dispersas en todo el país y el mundo, trasmitieron un mensaje en común: mucha gente une voluntades para combatir el sexismo, la misoginia y para responsabilizar a los agresores sexuales por sus acciones.

"Esta decisión es el reflejo del control que ejerce el partido republicano sobre la Cámara, cuyos senadores han sido utilizados para avanzar su agenda de manera desinteresada y de espaldas a lo que opine el público en general", comentó Laura Garduño, miembro de la organización SIEMBRA NC, en entrevista con La Conexión USA,  para quien este nombramiento no es más que la evidencia de que la democracia está siendo violentada.

Durante una conversación con La Conexión USA, consideró como un acto injusto que se hayan ignorado las huellas que ha dejado el flagelo del abuso sexual en la mente, el espíritu y el cuerpo de personas de color, de una gran parte de la población blanca y algunas otras minorías.

"Se muestra la supremacía blanca. Es vergonzoso que se ejerza la voluntad de los que se han metido en el poder para hacerse de oídos sordos cuando les conviene", insistió.
Consciente de que el 63% de las personas agredidas sexualmente no formulan denuncias y de que una de cada 3 mujeres en los Estados Unidos experimenta alguna forma de violencia sexual en su vida, Garduño reafirmó que el conflicto social generado en torno la figura de Brett Kavanaugh fue una gran oportunidad para actuar responsablemente y tomar en serio, como un grave problema social de atención inmediata, las denuncias de asaltos o violencia sexual formuladas por numerosas mujeres y personas transgénero. "Sus denuncias no se toman en serio y se está permitiendo el dominio del patriarcado, bajo la mirada complaciente del Gobierno. Estamos viendo lo peor de la mancuerna entre el patriarcado y el capitalismo", dijo antes de considerar como una conducta plausible, la valentía de Christine Blasey Ford de descubrir ante el mundo algunos antecedentes ocultos de Kavanaugh.

Envió un reflexivo mensaje a las personas que protagonizaron manifestaciones en distintos lugares del país en contra de este juez, con el ánimo de invitarlas a seguir manteniendo viva la llama de la denuncia oportuna. "Debemos seguir transitando el camino de la verdad, mantenernos firmes en nuestra convicción a pesar de las consecuencias. Calladas no ganamos nada y va a ser peor. Somos sobrevivientes y no víctimas y somos más fuertes precisamente porque sobrevivimos y nuestras peticiones necesitan ser escuchadas, aunque el sistema esté quebrantado".

La presidenta y directora general del Centro Hispano, Pilar Rocha, también se pronunció al respeto y enfatizó que Brett Kavanaugh ha demostrado su incapacidad para manejar un discurso ético y profesional frente a las masas, en especial cuando está bajo presión. "Cualquier persona que aspire a una posición como ésta, debe manejar bien sus emociones. Tiene que ser neutral y controlada", indicó.

Hizo especial énfasis en las consecuencias que podría sufrir el sistema administrador de justicia al contar con una persona como Kavanaugh. "'Él mintió, se mostró como un angelito de Dios, cuando realmente no lo era. Hay cosas que muchas personas hacen cuando son adolescentes, de las cuales no se sienten orgullosos, pero es muy valioso reconocerlas, actuar en función del bien colectivo e intentar revertir los daños de sus decisiones. Y lo que más tememos es que este juez no sea neutral y vaya a tomar decisiones parcializadas y que desestime casos de mujeres y relacionados con abusos".

Según su opinión, el proceso fue muy parcializado y manipulado. "No hubo una investigación como debiera. Eso está a la luz del mundo entero, pero tenemos que seguir levantando nuestra voz y dejándole saber a todos que no vamos a estar de acuerdo en tolerar esas acciones abusadoras. En algún momento nos van a escuchar".

Los directivos de Mamás con Poder, una comunidad de habla hispana de MomRising.org también mostraron su descontento con la decisión. Jessica Burroughs, directora de Campaña de esta organización en Carolina del Norte, se mostró preocupada de que el juez Kavanaugh no tomará decisiones imparciales en pleno ejercicio de sus actuales funciones. "Soy madre. Mis hijos tienen 10 y 12 años y yo quiero que ellos crezcan en un mundo donde las mujeres sean respetadas, las oportunidades sean iguales para todos y los derechos y libertades sean defendidos. Brett Kavanaugh pone en riesgo todo esto".

Finalmente, reflexionó en torno a la idea según la cual éste no es un asunto de republicanos y demócratas. "Necesitamos unirnos para proteger la santidad de esta Suprema Corte de Justicia porque la ley debe ser defendida. En esta sociedad no debe haber sexismo, pero sí debe haber igualdad de condiciones para todos".


16 Me alegra 26 Me gusta 14 Me enoja 13 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión