Fuente: EFE
10/11/2018

San Juan, 11 oct (EFEUSA).- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy que fue solicitada a las autoridades federales la creación de un fondo de 150 millones de dólares que se destinarán a ayudas a la población de la isla, preferentemente policías y maestros, para la adquisición de viviendas.

Rosselló, en conferencia de prensa, explicó que el fondo estará disponible una vez que las autoridades estadounidenses autoricen el uso de 8.200 millones de dólares del segundo Plan de Acción del gobernador bajo el programa de Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres (CDBG-DR, en inglés).

El jefe del Ejecutivo matizó que aunque se trata de un fondo no autorizado todavía por Washington se ha aprobado en otras áreas de Estados Unidos que han sufrido desastres naturales similares a los de Puerto Rico, por lo que tiene la certeza de que el Estado Libre Asociado dispondrá de los 150 millones de dólares en breve.

"Significará un alivio significativo para la gente de la Policía. Será un beneficio para ellos", sostuvo Rosselló.

Las ayudas, a fondo perdido, para los beneficiados serán de 50.000 dólares para la adquisición de viviendas en cascos urbanos y de 25.000 dólares en otras áreas.

Rosselló detalló que los beneficiarios que tendrán prioridad son los agentes de la Policía, maestros y resto de empleados públicos que desempeñan su labor como primera respuesta, es decir, bomberos y personal de rescate, principalmente.

No obstante, a las ayudas podrá acogerse cualquier persona, siempre y cuando no se superen unas determinadas cantidades de ingresos.

Bajo este programa, podrán beneficiarse de unas ayudas de 25.000 dólares (para viviendas fuera del casco urbano) o 50.000 dólares (viviendas dentro del casco urbano) las personas con ingresos de hasta 42.000 dólares anuales y familias de dos personas con ingresos de hasta 46.200 dólares por año.

También se podrán beneficiar las familias de tres personas con ingresos de hasta 54.250 dólares anuales y las de cuatro miembros con ingresos de hasta 60.250 dólares.

Rosselló aprovechó la conferencia de prensa para anunciar además la firma de un reglamento para implementar el bautizado como programa "Off Duty", que supone que los agentes de la Policía de Puerto Rico podrán realizar trabajos en su tiempo libre relacionados con la seguridad con uniforme y sus armas reglamentarias.

El gobernador matizó que esos trabajos podrán realizarse siempre que el mismo no entre en conflicto con su rol primordial de agente de la Policía.

"En medio de la situación fiscal que atravesamos, debemos implementar estrategias para obtener comunidades más seguras y para ayudar a los policías a mejorar sus ingresos"subrayó Rosselló.

El permiso tendrá una duración de 2 años, al cabo de los cuales podrá ser renovado y las solicitudes de permisos serán revisadas por un comité designado por la Policía de Puerto Rico.

Además, la jornada adicional no podrá exceder cuatro horas en días laborables ni 24 horas semanales.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, señaló que el interés principal es el de facilitarles todas las opciones disponibles a los agentes de la Policía.

Destacó que esta iniciativa permitirá que los agentes de la Policía puedan emplear sus conocimientos de los aspectos de seguridad en otras instancias.

El agente de la Policía y su patrono tendrán que firmar una certificación mediante la cual reconocen las normas reglamentarias con las que deben cumplir.

El patrono privado deberá tener una cubierta para el agente de la Policía en el Fondo del Seguro del Estado y un seguro de responsabilidad pública.


2 Me alegra 2 Me gusta 3 Me enoja 2 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión