Fuente: EFE
11/09/2018

Tokio, 9 nov (EFE).- El gobernador de la región japonesa de Okinawa, Denny Tamaki, está dispuesto a agotar todos los recursos legales para impedir el traslado de una polémica base militar estadounidense, en una ofensiva que además quiere llevar hasta Washington.

"No nos rendiremos", aseguró hoy el recién elegido gobernador de la prefectura en una comparecencia en el Foreign Correspondents Club de Tokio, donde ha reafirmado su oposición al traslado de la base de Futenma a la ciudad de Nago, en la bahía de Henoko, ambos lugares en Okinawa.

"Continuaremos bloqueando los planes de construcción", insistió Tamaki.

El gobernador de Okinawa recordó que desde el fin de la II Guerra Mundial ha habido "numerosos incidentes" como resultado de la presencia de las bases de EEUU "y es algo que continúa pasando". También recordó el "dolor y el sufrimiento" que la situación está causando a la gente de Okinawa.

Tamaki, exdiputado opositor, ganó las elecciones a gobernador de la prefectura el pasado 31 de septiembre, en unos comicios marcados por el debate sobre el futuro de las bases militares estadounidenses en la región.

El gobernador instó hoy a los gobiernos de Japón y EEUU a que avancen en la resolución del conflicto sobre las bases en Okinawa y pidió al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que la negociación se haga "a través del diálogo" y no "de medidas legales".

Precisamente, el gobernador viajará a Estados Unidos la próxima semana para reunirse con representantes del gobierno y miembros del Congreso y realizar una conferencia en la Universidad de Nueva York, con el fin de explicar la situación en Okinawa.

Tamaki recordó que el gobierno de Abe requiere el visto bueno de las autoridades locales de Okinawa para seguir adelante con los trabajos de construcción en la nueva localización de la base, paralizados por muchos meses pero recientemente reanudados.

EEUU y Japón acordaron hace dos décadas el cierre de la base de Futenma por los problemas que representaba para los residentes locales, pero la solución de trasladarla a Nago provoca rechazo entre sus ciudadanos, preocupados por el impacto de las instalaciones a nivel social y medioambiental.

Los legisladores de la Prefectura de Okinawa aprobaron la convocatoria de un referéndum sobre el futuro de la base militar, algo que Tamaki confirmó que "está en proceso", aunque el Gobierno ya respondió que el resultado no tendría ninguna consecuencia en sus planes para la base.

En este sentido, el gobernador criticó que "las políticas nacionales no respondan" a las constantes muestras de rechazo de los ciudadanos.

Las bases militares de Estados Unidos en Okinawa, de las cuales la de Futenma es una de las más importantes, son motivo frecuente de tensiones por la oposición de sus residentes. La mitad de los 50.000 militares de Estados Unidos estacionados en Japón se encuentran en Okinawa.


1 Me alegra 0 Me gusta 0 Me enoja 0 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión