Fuente: Juan Miranda
11/21/2018

Alamance, N.C., a 19 de noviembre del 2018- Docenas de manifestantes se movilizaron hacia la junta de comisionados del condado de Alamance la noche del pasado lunes para expresar disgusto por los planes del alguacil Terry Johnson de establecer un acuerdo de colaboración con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). 
Johnson planeaba hacer una presentación sobre los "altos niveles de crimen" para justificar un incremento en su presupuesto y formalizar una relación con la oficina federal.  

Por más de un año, miembros de organizaciones como Siembra NC (Proyecto de AFSC), Down Home North Carolina, y la American Civil Liberties Union (ACLU) han expresado sus preocupaciones ante el posible retorno del controversial programa 287 (g). 

Esta colaboración entre el alguacil y agentes federales fue devastadora, dejando como resultado la deportación de alrededor de 10% de la población inmigrante del condado. Terry Johnson fue forzado a terminar el programa, luego de una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia (DOJ), bajo el alegato de discriminación racial.

La investigación del DOJ encontró que conductores latinos eran 4 a 10 veces más probables a ser detenidos por infracciones menores. Incluso, el reporte especifica cómo el alguacil le decía a sus oficiales "Si son mexicanos, no les pongan ticket, arréstenlos". Aunque el Johnson nunca fue encontrado culpable por falta de evidencia, la decisión del juez lo obligó a dejar el programa para evitar la apelación de la fiscalia. Esto le costó al condado más de $800,000 en aranceles legales.

El acuerdo que planea firmar el alguacil le permite rentar parte de la cárcel localizada en la ciudad de Graham a ICE, donde los oficiales del Servicio de Inmigración podrían detener a personas en proceso de deportación. Además, parte del acuerdo le daría permiso a agentes de inmigración a entrevistar a cualquier persona que los oficiales del alguacil identifiquen como inmigrantes. 

"Esto es 287 (g) con otro nombre" dijo Laura Garduño-García, organizadora con Siembra NC. "La comunidad ha dejado claro que no queremos a Inmigración en nuestra comunidad, y si permitimos que estén en nuestra cárcel será el mismo impacto. Los oficiales tendrán el incentivo de discriminar y mucha gente inocente será arrancada de sus familias", dijo.

También estuvieron presentes miembros del grupo supremacista blanco ACTBAC.

Debbie Smith, integrante de la organización civil Down Home North Carolina, aseguró que "no dejaremos que la comunidad sea dividida con mentiras y alarmismo. Por ejemplo, el sheriff argumentó en su presentación que los inmigrantes indocumentados son la razón del incremento de los índices criminales, algo que es imposible saber ya que en la cárcel sólo se documentan las razas de la gente entre "blanco" y "negro".

Lamentables consecuencias
José Pérez, quien ha vivido en Alamance por más de 22 años, contó cómo su negocio de llantas había sido robado 5 veces durante los años del 287 (g). "Yo lo digo por experiencia propia. La gente tiene miedo de reportar crímenes cuando saben que inmigración trabaja con la policía". 
En una oportunidad, el ladrón fue capturado, pero José decidió no poner cargos. "La verdad es que yo estaba seguro de que, si ponía cargos, me iba a ir peor a mí que al mismo ladrón".
Al relato de José Pérez se le unió el de Jay Kennet, un pastor que habló en contra del acuerdo, pintándolo como una violación a todos los valores de la fe cristiana: y el de Bruce Nelson, un hombre de negocios que habló sobre la falta de credibilidad y transparencia que identifica la figura del alguacil.

Indignación latina
Luego de escuchar las exigencias de los hispanos que protagonizaron la protesta, el alguacil Terry Johnson presentó a los activistas y demás manifestantes a Sam Page, el alguacil del condado de Rockingham, quien abrió su presentación hablando de cómo  incrementó el narcotráfico en la región antes de hacer conexiones con personas indocumentadas. Irónicamente, el condado de Rockingham hasta hoy no tiene ni un tipo de acuerdo con ICE.
Incluso, los planes de Johnson vienen después de que 5 de los condados más grandes de Carolina del Norte, con más de 65% de la población Latina, anunciaran el fin de sus acuerdos con la Oficina de Inmigración. Esto no detuvo al veterano alguacil de presentar a los comisionados con fotos de crímenes sangrientos (supuestamente, ya que no hay evidencia) a manos de personas indocumentadas y miembros de carteles. 
Para protestar contra la grotesca presentación, miembros de Down Home NC y Siembra se levantaron al mismo tiempo y salieron de la reunión y marcharon por el downtown de Graham, cantando consignas como "migra-policía, la misma porquería". Luego se reunieron en un salón comunitario donde los organizadores comenzaron "la presentación del pueblo".
"Hoy nos salimos porque ya estamos cansados de las mentiras, de la falta de respeto, de que nuestras historias, y nuestras voces sean ignoradas", dijo Garduño-García. "Sus presentaciones son ilegítimas, su liderazgo es ilegítimo. Por eso estamos aquí... porque solo nosotros podemos defendernos y así lo haremos".
Muchas de las personas que se unieron a la protesta se comprometieron a seguir reuniéndose, organizándose y hacer todo lo posible para proteger a la comunidad, con la intención de lograr que Alamance sea el siguiente condado que termine su contrato con ICE. 


35 Me alegra 35 Me gusta 35 Me enoja 36 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión