Fuente: Coreen Villalobos Mundo. Foto: Archivo
11/28/2018

Raleigh, N.C., 27 de noviembre del 2018- Todas las personas hispanas que tengan número de seguro social o identificación de impuestos pueden comprar una vivienda, a través de un préstamo bancario o en efectivo, si son organizadas, disciplinadas y analizan sus relaciones de ingresos y egresos con objetividad.

Tal aseveración fue formulada, en entrevista concedida a La Conexión USA, por Héctor Vega, consejero de bienes raíces, quien tiene 11 años de experiencia en este ramo. "Contrario a lo que muchos pudieran pensar, no es un proceso difícil, sino de cuidado. Por medio de la disciplina, una persona puede demostrar que puede pagar a tiempo y cumplir con sus compromisos financieros, lo que abre puertas para que un banco se sienta más cómodo prestándole dinero".

Tras recordar que son menos los bancos que prestan con identificación de impuestos, Vega subrayó que sí existen y que este proceso siempre es legal.

Aconsejó a las personas que "aterrizar" sus expectativas para adelantar procesos realistas y satisfactorios. "Algunos suelen entusiasmarse mucho al querer comprar una casa. Eso está bien, pero el éxito dependerá de cuanta organización tengan y si son capaces de identificar hasta qué punto pueden adquirir nuevas deudas", dijo.

"Si se tiene un trabajo estable, ingresos estables, disciplina de ahorro y un real compromiso con su proyecto, es seguro que se podrá obtener una casa", agregó antes de mencionar los puntos que deben tomarse en consideración al comenzar a estructurar este plan.

Con la intención de graficar esta información, Héctor Vega precisó un ejemplo. "Si una casa vale 200.000 dólares, probablemente se pagará 1,200 dólares mensuales. Este monto es parecido al que se paga por el alquiler de un apartamento. Siempre estamos pagando una hipoteca, sea nuestro el inmueble, no. 

Entonces, si se cumple con algunos de los requisitos descritos, siempre vale la pena animarse a adquirir algo propio".
Consideró conveniente puntualizar las ventajas de asumir el desafío de obtener una hipoteca propia. "Cuando estamos pagando una hipoteca propia, estamos generando un ahorro a largo plazo, podemos reportar los intereses por esa hipoteca y el valor de impuestos que pagamos anual por esa propiedad".
 
Pasos sencillos y realistas
 
Héctor Vega exhortó a las personas que hayan incluido dentro de sus planes la compra de una casa o apartamento, seguir los siguientes pasos:
Vega no escatimó palabras para enumerar los pasos:
1.- Hacer un presupuesto, incluyendo el pago mensual por vehículos, servicios y renta para mirar cuánto son los ingresos, gastos y el dinero disponible.
2.- Determinar el valor de la casa al que se puede tener acceso. Asesorarse con un consejero de bienes raíces para lograr una precalificación, sobre la base de la información otorgada. Todo tiene que ser consistente y coherente. Esto ayuda a determinar el real valor de la vivienda que podría comprar y cuánto un banco pueda aprobarles.
3.- Analizar la tasa de interés impuesta por el banco.
4.- Evaluar si se puede pagar una inicial.
 

La asesoría es importante
 
Héctor Vega indicó que cuando una persona intenta hacer una negociación directa con un vendedor de vivienda, suele estar expuesta a riesgos, dentro de los cuales figura el fraude inmobiliario. "Puede perder todos sus ahorros porque muchas veces firman documentos que no son legales, con personas que se hacen llamar dueños de la casas y pagan una inicial. También pueden entrar en una negociación que no es favorable para ellos sino para el vendedor".

Finalmente, compartió una buena noticia. "En Carolina del Norte, quien paga al asesor de bienes raíces no es quien va a comprar la casa, sino el dueño de la casa. Así que la gente puede aprovechar siempre los servicios de un asesor porque en lugar de perder, gana la organización de sus documentos y la garantía de obtener un buen inmueble, bajo condiciones favorables".


24 Me alegra 24 Me gusta 23 Me enoja 23 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión