Fuente: EFE
12/03/2018

México, 3 dic (EFE).- El plan de seguridad impulsado por el nuevo mandatario de México , Andrés Manuel López Obrador, comenzó con la integración de comités en la mayoría de estados y el despliegue de 35.745 efectivos, logrando, según primeros reportes, una caída de los homicidios.

"Tengo el informe de que ayer (domingo) se desplazaron y estuvieron en actividad 35.745 elementos de la policía militar, naval y federal, en 150 coordinaciones del país, y se están fortaleciendo estos agrupamientos con el apoyo de los policías estatales y municipales", indicó el líder izquierdista, que asumió la Presidencia el 1 de diciembre.

En su primera conferencia a medios matutina, López Obrador señaló que las fuerzas estatales y municipales se integran "voluntariamente" a estas coordinaciones.

En noviembre, López Obrador presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 en México, país en el que se registraron 31.174 asesinatos en 2017, la cifra más alta en dos décadas.

El plan de paz contempla, entre otros puntos, la amnistía a ciertos criminales, la regulación de algunas sustancias y la controvertida creación de una Guardia Nacional.

Este nuevo cuerpo -que se someterá a consulta y requiere una reforma constitucional- estará formado por agentes de las policías militar, naval y federal, a cargo de las Fuerzas Armadas.

En tanto se configura este organismo, López Obrador ya instaló comités estatales en la mayoría de los 32 estados del país, que servirán de vínculo directo con el Gobierno federal.

Tal y como había prometido, el mandatario inició la jornada este lunes a las 06.00 hora local (12.00 GMT) con una reunión del gabinete de seguridad, que el presidente encabezará a diario junto con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, así como con los titulares de Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval; Marina, José Rafael Ojeda, y Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

"Es el inicio de un proceso de seguimiento que estoy encabezando personalmente. Es tan importante el garantizar la paz en el país que no voy a delegar esta responsabilidad", aseveró.

Explicó que para asegurar "el derecho a la información", se celebrará cada día una rueda de prensa a las 07.00 hora local (13.00 GMT). Este domingo se produjo el primer asesinato de un periodista en su administración, era el director del medio Orión Informativo, Alejandro Márquez, en el occidental estado de Nayarit.

En esta rueda de prensa matutina, el nuevo mandatario informará sobre la incidencia delictiva nacional a fin de tener "una fuente confiable" de los crímenes cometidos -homicidios, secuestros, robos- en las últimas 24 horas.

Aunque remarcó que los datos no están verificados, explicó que en los primeros dos días de mandato el número de homicidios por día bajó de 66 a 50, según sus estimaciones.

"Tengo las riendas del poder en las manos; hay gobierno en México y es un gobierno para dar seguridad", apuntó, y subrayó que el Ejecutivo no establecerá "ningún tipo de acuerdo ilegal" con el crimen organizado.

"Tiene que haber una línea divisoria, una frontera, entre autoridad y delincuencia. Cuando ya no hay esta frontera, ya no existe la autoridad", indicó el líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que venció el 1 de julio con más de 53 % de los votos en la contienda presidencial.

Sobre Estados Unidos, indicó que buscará mantener una buena relación con su presidente, Donald Trump.

Explicó que ya han estrechado lazos en materia comercial, con la firma del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y que buscará un acuerdo junto con esos países para invertir en Centroamérica y frenar el fenómeno migratorio.

No obstante, resaltó que todavía no ha abordado la agenda de seguridad y narcotráfico.

Este domingo el nuevo presidente de México expresó, en su primer acto oficial como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, que la decisión de incluir al Ejército y la Marina en labores de seguridad pública "no tiene que ver con medidas autoritarias o represivas".

Y precisó que en el corto plazo la Guardia Nacional podría estar integrada por 60.000 agentes, de ellos 30.000 de la policía militar, 10.000 de la naval y 20.000 de la federal.

Anteriormente, había sido muy crítico con la presencia de militares en las calles, una decisión tomada por el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) que para muchos expertos detonó la llamada guerra contra el narcotráfico, que disparó el número de asesinatos.

López Obrador firmó hoy el Decreto Presidencial para el Acceso a la Verdad en el Caso Ayotzinapa, sobre la desaparición de 43 estudiantes en el municipio de Iguala el 26 de septiembre de 2014.

El mandatario indicó que el objetivo es que "se conozca la verdad y se informe y se castigue a los responsables, autores materiales e intelectuales, con respeto a la autonomía del Poder Judicial", y no descartó investigar la presunta participación del Ejército en el suceso.


3 Me alegra 3 Me gusta 3 Me enoja 3 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión