Fuente: emanuel bel greco
12/05/2018

México entra en una nueva etapa sociopolítica con un presidente de Izquierda, se supondría que  cuando llega un presidente nuevo las políticas y cambios tendrían  empezar a dar resultado a partir de la toma de posesión, sin embargo esto nunca sucede, mucho menos cuando un presidente de Izquierda llega a un país del todo descompuesto, la historia reciente en américa nos ha enseñado que la Izquierda llega por el hartazgo y los excesos de la Derecha cuando en realidad tendría que ser la reflexión ideológica de las mayorías la que tendría que llevar a un presidente al poder, pero ello no sucede ni de Izquierda ni de Derecha, al menos no en nuestro continente ni mucho menos los países hispanohablantes.

Componer el camino es la primera etapa, hay que reconocer que los sistemas pasados dejaron vicios y corruptelas que llevan un lapso de tiempo poner en orden y en ese periodo el nuevo gobierno tiene que ser muy hábil para no desencantar ni cambiar la percepción al pueblo que históricamente ha dado la más alta votación.

Sin embargo hay que dejar en claro algunas situaciones con relación a las corrientes políticas ya que esta corriente la tendremos por lo menos 6 años,  Es importante aclarar que la Izquierda es mucho más que simples referencias que parecieran negativas, que no es una forma de gobernar sino un método de producir y distribuir; no es quitarle al rico para darle al pobre, sino hacer mayor riqueza para todos; no es antidemocracia ni totalitarismo,  por el contrario el pueblo es participativo; no es el estado el que rige la economía sino el mercado a treves de justas y adecuadas protecciones que no arrebaten fuentes de empleo; no es darle poder ni prioridad a las minorías sociales, sino  medir los resultados a partir de las minorías sociales; no es populismo asistencialista sino  equidad redistributiva; no es protección a los pobres y amozada de los ricos, sino amenaza de la pobreza a través de la productividad que generen los ricos.

Como sea que lo entendamos, la Izquierda ya está en México , lo difícil de hoy en adelante serán las lógicas rupturas y desencantos con los que pasan los gobiernos una vez que pase el periodo del amor triunfal, sin embargo también este impacto negativo ya está medido y ninguna presión tendría que ser suficiente para generar los proyectos ya trazados, bajo los principios morales que ya prometió AMLO, tendremos que acostumbrarnos a ser encuestados para la mayoría de las decisiones importantes y tendremos que acostumbrarnos a ser participativos.

Las plumas rojas tendrán que matizarse de cuando en cuando, la crítica fortalece y los gobiernos necesitan presión, eso será difícil cuando tu corazón esperó tanto tiempo para una Izquierda, pero el trabajo será de todos yo declaro la guerra critica objetiva y con fundamento a cada uno de los errores que el nuevo gobierno pueda cometer. Mi pluma está lista.


12 Me alegra 12 Me gusta 12 Me enoja 12 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión