Fuente: Coreen Villalobos Mundo Fotos: Berenice Malagón
12/12/2018

Raleigh, N.C., 10 de diciembre del 2018- Se registraron tres reportes de decesos de personas relacionados con la tormenta de invierno que llegó a Carolina del Norte, indicaron funcionarios estatales.

Los cortes de energía eléctrica registrados en el condado de Haywood causaron la muerte de una mujer con una enfermedad terminal que dependía de una bomba de oxígeno para sobrevivir. Se encontraba en su casa bajo cuidados paliativos. 

Funcionarios de manejo de emergencias de Carolina del Norte informaron que un hombre murió cuando un árbol cayó sobre su vehículo en movimiento, en el condado de Mecklenburg.

La tercera muerte se reportó en el condado de Yadkin, donde la plataforma de un camión se atascó en la carretera interestatal 77. El vehículo se salió de la carretera y cayó a un río. Durante las primeras horas posteriores al accidente, el conductor estaba desaparecido, pero cinco miembros de un equipo de buceo confirmaron su muerte. 

En Raleigh, condado de Wake, varios autos se estrellaron en la carretera interestatal 440 en dirección oeste cerca de Poole Road. Los vehículos averiados esperaron horas, debido a que las cuadrillas no pudieron despejar rápidamente la escena y volver a abrir todos los carriles de la autopista interestatal.

En consecuencia, desde las 7 a .m. hasta alrededor de las 9 a.m., solo estaba abierto un solo carril y el flujo de vehículo fue lento.

El Departamento de Transporte de Carolina del Norte y las agencias locales instaron a los conductores a mantenerse fuera de las carreteras, debido a que "las condiciones de conducción son difíciles y la visibilidad limitada".

El equipo periodístico de La Conexión USA comprobó, a partir de un breve recorrido realizado en Cary, que varios semáforos se mantuvieron apagados. En la esquina entre las vías Green Level Church Rd y Kit Creek, los conductores se mantuvieron alertas ante la inexistencia de luces de paso y seguían lentamente las marcas dejadas en las capas de nieve por los que pasaron anteriormente para evitar deslizamientos.

Las unidades removedoras de nieve trabajaron en las vías principales, pero los accesos a las urbanizaciones se tornaron riesgosos. Hubo atascos frente a complejos urbanos.

Los escolares de los condados de Wake y Alamance-Burlington anunciaron, alrededor de las 11 a.m. del día domingo, que todas las escuelas estarían cerradas para los estudiantes y el personal el lunes 10 de diciembre, debido al clima. A las 11:00 a.m. del día lunes anunciaron que las clases estarían suspendidas el martes 11 de diciembre. Lo que se había convertido en una contingencia colectiva, debido al peligro que representó la tormenta Diego, se transformó en una oportunidad de diversión para muchos niños que, al no tener clases, jugaron con bolas de nieve e hicieron muñecos  sobre el blando manto blanco.

El sistema de recolección de basura se normalizaría el miércoles 12 de diciembre.

También se cancelaron cientos de vuelos.

La advertencia de Cooper
Durante dos días, cayó sobre el estado nieve significativa, aguanieve y lluvia helada.
El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, quien había declarado el estado de emergencia la semana pasada por el paso de la tormenta Diego, pidió a los residentes permanecer fuera de las carreteras el domingo. "No arriesguen innecesariamente sus vidas. Los equipos de emergencia, incluida la Guardia Nacional, trabajaron durante la noche para despejar los accidentes de tráfico en las principales carreteras, pero quédense quietos si pueden. Envuelvan algunos regalos, decoren el árbol, miren un poco de fútbol", dijo. 
Desde el sábado, la Patrulla de Carreteras ha reportado 2,328 colisiones y ha respondido a 5,816 llamadas de servicio, según comunicado oficial emitido por la Oficina del Gobernador.


113 Me alegra 87 Me gusta 90 Me enoja 90 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión