Fuente: Fernando Cerdeña/Coreen Villalobos Mundo
02/05/2019

Sanford, N.C., 5 de febrero de 2019- Las autoridades de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), arrestó a 40 trabajadores latinos de la fábrica de armas Bear Creek Arsenal, ubicada en el 310 McNeill Rd de Sanford, Carolina del Norte, tras ejecutar un operativo sorpresa a partir de las 7 a.m. del martes 5 de febrero.

Esta empresa tiene más de 300 empleados y el 90 por ciento es de origen hispano. En medio de un clima de conmoción, los funcionarios de ICE solicitaron documentos a todo el personal, coordinando una movilización masiva hacia el comedor, donde abrieron procedimientos de chequeo de identidad y tomaron las huellas de los 40 obreros que decidieron encarcelar.

El motivo de la detención: a muchos de ellos se les habían impuesto tickets de tránsito por conducir sin licencia. Ninguno ha estado incurso en delitos mayores.

El alguacil del condado de Lee y demás autoridades de este organismo de seguridad estuvieron presentes en el operativo, lo cual es prueba inequívoca de que esta oficina colaboró con ICE en la concreción de esta redada.



"Dónde está mi madrina?"

Esta fue la inquietante pregunta que se formuló varias veces un joven hispano que buscaba desesperadamente a su madrina. Era muy temprano cuando se enteró de que se producía una redada en la fábrica de armas donde ella trabajaba.

Al llegar, se enteró de que las autoridades de Inmigración le habían tomado las huellas y se la llevaron detenida solamente porque había recibido dos tickets tránsito por conducir sin licencia y no compareció ante la corte, debido a que no tenía el dinero suficiente para pagar las multas. 

Ha trabajado en esa empresa durante largo tiempo y ahora, por tener cargos menores en su expediente de vida en Estados Unidos, está a la orden de las autoridades de inmigración, bajo el riesgo de ser separada de su hijo de 1 año y su esposo, quien se dedica a la construcción.

Su ahijado confirmó que no es una delincuente, por lo cual no merece estar detenida.



Total hermetismo

Los dueños de la empresa se rehusaron a ofrecer declaraciones a la prensa. Con el fin de mantener distantes a los periodistas de medios americanos e hispanos que se apresuraron a llevar al sitio, los invitaron a hacer sus entrevistas en el estacionamiento.

Los empleados que no fueron detenidos, inmovilizados por el miedo y la incertidumbre, no quisieron aportar información. Solo algunos se atrevieron a murmurar la mayoría de ellos no tenían documentos para trabajar, solo pasaporte mexicano o la tarjeta consular mexicana. 

Los minutos se hicieron largos. Los funcionarios de inmigración lograron sembrar terror en los trabajadores. Para muchos de ellos fueron infructuosos sus esfuerzos por mantener la calma. Llamaron por teléfono a sus cónyuges, quienes trabajan en otras empresas cercanas, para advertirles sobre lo que estaba pasando y les pidieron que se protegieran a sus casas.   


127 Me alegra 104 Me gusta 104 Me enoja 105 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión