Fuente: EFE
02/09/2019

Panamá, 9 feb (EFE).- El serpentinero panameño Paolo Espino manifestó este sábado que esa única salida en el partido entre Panamá y República Dominicana fue algo confuso para el, pero que el profesionalismo prevaleció ante el amor que le tiene a su patria.

Espino, quien esta pelota invernal jugó con los Toros del Este y es propiedad de los Vigilantes de Texas en la Gran Carpa, luego de ganarle a su país señaló que "habían sentimientos encontrados", pero que el profesionalismo pesa más en estas lides peloteriles.

"Son sentimientos, raros o confusos, porque me da cosa lanzar frente a Panamá, pero al final es mi trabajo, para el equipo que juego, es para el equipo que trabajo y que tengo que quedar el 100%, esto lo tomó en serio, es mi trabajo y gracias a Dios, las cosas salieron bien", señaló.

Espino, quien es producto de los campeonatos nacionales aficionados, reveló que es la primera vez que choca con Panamá, como equipo, aunque en la Gran Carpa, en sus ligas menores, ha enfrentado a sus compatriotas.

"Creo que es la primera vez (...) si le había lanzado a varios panameños en Estados Unidos, pero nunca había lanzado en contra de Panamá", apuntó.

Espino, con este trabajo invernal busca la manera de regresar a las Grandes Liga y mantenerse.

Pero más allá de ahora jugar en la pelota, Espino se proyecta para jugar en el béisbol profesional panameño.

"Mientras se dé la oportunidad, mientras esté sano yo siempre voy a buscar la manera de representar a Panamá y jugar en donde pueda", manifestó.

Reveló que para esta Serie del Caribe los representantes del equipo panameño se le acercaron, pero ya tenía compromisos con el equipo de República Dominicana.

"Antes que arrancara el Probeis, no, no se me mencionó, pero cuando se supo de la sede en Panamá, me contactaron, pero el equipo de las Estrellas Orientales, cuando se acabó la temporada, me habían hablado y estaba comprometido con ellos", señaló.

Espino atribuye su larga carrera profesional en el béisbol, primero a la disciplina y luego a su control.

"Creo que el comando en mis lanzamientos es lo que me ha mantenido en pelota profesional y le doy gracias a Dios que me ha dado esa bendición", dijo.

Sobre como controló a la batería panameña, Espino señaló que utilizó todos su repertorío, sin ningún tipo de preferencia por un lanzamiento, aunque manifestó que el cambio fue lo que menos uso contra sus compatriotas.

El lanzador panameño contra los anfitriones, que terminó iniciada la madrugada de este sábado, se llevó la victoria y trabajo 3.2, permitió un hit y ponchó a dos.

De ese buen control y comando de sus lanzamientos, Espino enfrentó a doce bateadores, de 53 lanzamientos 37 fueron strikes, y retiró de esos doce a cuatro en rodado al campo interior y dos en elevados inofensivos.

A pesar del dominio que presentó el diestro, ponderó el buen béisbol que juega Panamá en la Serie del Caribe.

"Panamá está jugando un béisbol muy bueno, de verdad que si y hay que darle crédito a ello", indicó.

Espino, quien fue escogido en el Draft por los Indios de Cleveland en la ronda 10 del 2006, en 2017 tuvo oportunidad de lanzar en las Mayores, aunque en los 12 juegos, dos aperturas, no ha conseguido victoria.


4 Me alegra 4 Me gusta 4 Me enoja 5 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión