Fuente: EFE
02/11/2019

Bangkok, 11 feb (EFE).- El ex primer ministro malasio Najib Razak se sentará a partir de mañana como principal acusado en un primer juicio por el desfalco del brazo inversor del Estado malasio 1Malaysia Development Berhad (1MDB), una de los mayores tramas de corrupción institucional del mundo.

Najib, sobre quien penden 42 cargos de corrupción, y sus asociados desviaron 4.500 millones de dólares (3.970 millones de euros) procedentes del 1MDB, un escándalo que propició su caída en las elecciones del pasado mayo.

De esa enorme cantidad el político, de 65 años y que dirigió la nación desde 2009 a 2018, se apropió de unos 2.600 millones de ringgit (en aquella época 681 millones de dólares), según denunció en 2015 una investigación periodística.

Najib, sin embargo, se declara inocente de abuso de confianza, abuso de poder y lavado de capitales, entre otros cargos, y achaca el dinero en sus cuentas a una donación de un príncipe saudí.

Una razón aceptada por la fiscalía y la comisión anti-corrupción, quienes le exoneraron de cualquier delito, mientras Najib permaneció en el poder.

El proceso que comienza mañana es el primero de una serie de juicios contra el exdirigente y otros sospechosos por el fraude multimillonario del 1MDB.

En esta primera causa Najib afronta siete acusaciones, con penas máximas de entre 15 y 20 años por delito, vinculadas a la transferencia de 42 millones de ringgit (10,3 millones de dólares o 9,1 millones de euros) de una filial del 1MDB a sus cuentas privadas.

Las vistas, en las que testificarán decenas de personas, están programas para concluir a finales de marzo.

En las semanas previas al juicio, el exmandatario -de cuyo hogar en Kuala Lumpur requisaron miles de joyas, baúles repletos de artículos de lujo y decenas de sacas con dinero en efectivo- se ha embarcado en una campaña en las redes sociales para limpiar su imagen y asegurar que es víctima de una persecución política.

"Todavía creo y confío que tendré un proceso justo", dijo Najib en su perfil de Facebook, donde recientemente ha colgado fotografías con trabajadores, antiguos compañeros políticos o rodeado por sus familiares.

Publicaciones donde la gran ausente es su mujer, Rosmah Mansor, también imputada en la trama de corrupción.

El exprimer ministro, procedente de una familia adinerada y vinculada a la política, ha publicado vídeos donde recibe un baño de multitudes y reclama seguir siendo amado por los ciudadanos.

Además de utilizar las redes sociales para arremeter contra las políticas económicas del actual Gobierno malasio, encabezado por su mentor, Mahathir Mohamad, quien después llegó a calificar a Najib como su "peor error".

Tras imponerse a su discípulo en las elecciones del 9 de mayo, Mahathir prohibió salir del país a su antecesor y su esposa e impulsó una operación policial para reabrir la trama del 1MDB.

El botín incautado por la Policía en la casa del matrimonio era de tal montante que 150 agentes tardaron casi un mes en clasificar las posesiones, entre ellas más de 12.000 piezas de joyería (2.800 pares de pendientes, 2.200 anillos, 1.400 collares y 14 tiaras, entre otras alhajas), 72 bolsos de lujosas marcas, centenares de relojes y gafas de sol y hasta lingotes de oro.

Junto a divisas en efectivo de 26 países que alcanzan en conjunto los 116 millones de ringgit (unos 29 millones de dólares o unos 25 millones de euros).

Además de Kuala Lumpur, media docena de países -entre ellos Estados Unidos, Suiza o Singapur- continúan con las pesquisas vinculadas con la malversación del fondo estatal malasio.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos cifra el dinero desviado de 1MDB en 4.500 millones de dólares (3.970 millones de euros), de los cuales unos 1.000 millones de dólares (882.000 euros) habrían sido blanqueados en su país con la compra de inmuebles, yates, joyas y obras de arte, entre otros bienes.

1MDB fue creado en 2009 por el ex primer ministro Najib Razak y presidido por este hasta 2016 para atraer inversión extranjera y crear un distrito financiero en Kuala Lumpur, pero acabó acumulando pérdidas de 42.000 millones de ringgit (unos 10.300 millones de dólares o más de 9.100 millones de euros).


6 Me alegra 4 Me gusta 4 Me enoja 4 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión