Fuente: CARLOS ARAGAO - 919-883-4477 MERCADO Y VENTAS - HENDRICK OF SOUTH POINT carlos.aragao@hendrickauto.com
03/13/2019

A pesar de que la economía norteamericana sigue en crecimiento, General Motors está cerrando fábricas y reduciendo personal, para bajar costos.

Tesla anuncia que va cerrar la mayoría de sus tiendas y tratar de vender sus carros mayoritariamente por internet, también para ahorrar costos.

Mercedes Benz y BMW, que compiten en el mismo mercado desde siempre, se están uniendo para hacer frente a las inversiones necesarias para el mercado eléctrico auto-conducido, que la mayoría vislumbra con el futuro de la industria.

Los japoneses, especialmente Toyota, están en una carrera para tratar de ser los primeros a producir vehículos autónomos, pero la semana pasada Tesla dijo que los va tener disponibles en 2020, lo que muchos dudan.

Pero las ventas están bajas para todas las marcas en los dos primeros meses del año en Estados Unidos y el mercado en China está en caída libre.

La verdad es que los pronósticos no son muy alentadores, la demanda está baja, y es muy probable que las ventas a nivel mundial vayan a bajar bastante en este año, en comparación con el año pasado.

Especialistas afirman que el declive en la demanda de vehículos nuevos es uno de los primeros síntomas de una recesión y, sin duda, los cambios y ajustes de la industria indican que los productores de automóviles se están preparando precisamente para esto.

Por otro lado, es verdad que los cambios estructurales en la industria automotriz son lentos.

Cerrar plantas, reemplazar personal, toma tiempo en una industria gigante y es un indicio imposible de evitar la demanda futura de los vehículos eléctricos, un cambio radical para una industria enfocada por tanto tiempo en el motor de combustión interna.

Algunas señales indican que la futura generación de consumidores de vehículos diez años en el futuro, va tener en mente los problemas ambientales como uno de los factores decisivos al decidir comprar un vehículo.

Sea por tener que prepararse para una futura recesión, o simplemente por un cambio radical en el "futuro cliente", la industria automovilística se prepara para una revolución tratando de reinventarse a sí misma, preparándose para un futuro solamente parcialmente previsible y lleno de incertidumbres.


114 Me alegra 111 Me gusta 109 Me enoja 114 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión