Fuente: EFE
03/14/2019

Managua, 14 mar (EFE).- El Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, sin la presencia de la representación estudiantil, retomaron este jueves las negociaciones que estaban suspendidas tras la decisión del Episcopado de no participar en el proceso.

Cinco de los seis miembros negociadores titulares de la Alianza Cívica acudieron a la sede del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), al sur de Managua, luego de ausentarse por tres días seguidos.

El único ausente por la oposición extraparlamentaria fue el líder estudiantil Max Jérez.

Las partes acordaron anoche retomar las negociaciones a cambio de la "excarcelación de un núcleo apreciable" de manifestantes presos.

Las partes llegaron a ese acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla, según un comunicado gubernamental.

Tanto el nuncio apostólico como Rosadilla participan este jueves en la mesa, el primero en calidad de testigo y acompañante, y el segundo como invitado.

Las negociaciones habían sido abandonadas por la Alianza Cívica el domingo pasado después de ocho sesiones sin que las partes se hubieran puesto de acuerdo en los temas de fondo, relacionados con la justicia y la democracia.

La Alianza dijo aquel día que estaba dispuesta a retornar a la mesa "una vez que el Gobierno de Nicaragua brinde (...) muestras contundentes para encontrar soluciones integrales a la crisis que vive el país y que contribuyan al ambiente de paz".

El Gobierno afirmó anoche que las negociaciones continuarán a partir del punto en que fueron interrumpidas.

Asimismo, adelantó que "el viernes 15 de marzo (...) se producirá la excarcelación de un núcleo apreciable de personas" detenidas por participar en protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega.

Según el Gobierno, las partes dejaron "constancia de que la franqueza, respeto y confianza siguen siendo un signo común de todos los que en dicha mesa participan".

La Coalición Universitaria, compuesta por cinco movimientos universitarios que pertenecen a la Alianza, negó su respaldo al retorno de las negociaciones, "porque no cumple con las muestras contundentes solicitadas".

Los universitarios aclararon que continúan formando parte de la Alianza que pero no retornarán a la mesa de diálogo mientras el Gobierno no brinde a los "presos políticos" libertad definitiva.

Entre las "muestras contundentes" de "buena voluntad" que reclamaba la Alianza, y que no habían sido cumplidas por el Gobierno, está la liberación de los manifestantes presos por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega, y el restablecimiento de las libertades públicas.

El Gobierno respondió hasta en tres ocasiones que cumplía con hacerse presente en la mesa de negociación, pero no se pronunció sobre las exigencias de la Alianza.

La apertura del Gobierno al diálogo se da cuando penden sobre Nicaragua, contra Ortega y sus allegados, sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

El Consejo Permanente de la OEA ha comenzado a aplicar la Carta Democrática Interamericana (CDI) a Nicaragua, lo que podría culminar con su suspensión del organismo continental.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha ocasionado 325 muertos desde abril del año pasado, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.


1 Me alegra 0 Me gusta 0 Me enoja 0 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión