Fuente: Coreen Villalobos Mundo
04/11/2019

Raleigh, N.C., 8 de abril de 2019- La abogada Beckie Moriello, experta en asuntos migratorios perteneciente a Raleigh Immigration Law Firm, aseguró que "el contenido del proyecto de ley HB 370 tiene un juego de palabras, redactado a propósito, para confundir y convencer a quienes lo leen de que se estaría haciendo lo correcto para controlar la inseguridad en Carolina del Norte".

Continuó exponiendo, durante la entrevista que concedió a La Conexión USA, que "el propósito entero es ridículo porque el proyecto finge que se protegerán a las víctimas y los testigos. Si lo leemos con detenimiento, lo que realmente dice es que los condados tienen abierta la posibilidad de proteger a las víctimas y los testigos, pero no es mandato".

A su juicio, se pudieran crear dos sistemas de justicia: el que se quiera aplicar para proteger a las víctimas de crímenes y el que no, lo que traerá como consecuencia que muchas víctimas inmigrantes no denunciarán a sus victimarios, por miedo a las deportaciones. "Esto haría que la ley no se aplique a todos por igual, sino que una parte de la población estaría más indefensa que la otra, debido a sus nacionalidades y estatus migratorio". 

Dijo que la conversión de esta propuesta en ley significaría, además del aumento de actos de racismo e intolerancia en el estado, el regreso a la sensación de miedo a la autoridad.

"Si una persona rompe la ley, debe ser castigada. Yo no estoy en contra de eso, pero todos deben ser tratados igual. Si estamos separando a las personas por grupos para hacer los procedimientos policiales e investigaciones migratorias, basados en nacionalidades y características físicas, y no por los hechos, entonces estamos hablando de racismo", insistió. 

Incremento de la violencia doméstica
Beckie Moriello aborda casos de violencia doméstica y se mostró convencida de que, tras la aplicación de esta ley, no se aplicará la justicia en muchos de estos casos de manera cabal y las víctimas estarán aún más indefensas.

"Llevo el caso de una persona cuyo esposo le ha golpeado. Ella tiene tres hijos y no trabaja mucho. Él mantiene el hogar y, pese a que es víctima de abusos, ella dijo que no llamaría a la policía, por miedo a las deportaciones. Ese temor existe ahora. Entonces, imaginemos cómo sería si este proyecto de ley anti-inmigrante es aprobado: habrían más víctimas de maltrato doméstico en silencio, debido a que sentirían que el sistema de justicia no las protege y que no podrían confiar en las autoridades", precisó.

Los condados no son santuarios
Según la abogada Beckie Moriello, un buen sistema de justicia es aquel que genere confianza en sus ciudadanos y no miedo. 

Catalogó de absurdo el calificativo "Sheriff de Santuario" impuesto por algunos legisladores a los alguaciles de los condados de Wake, Mecklenburg, Buncombe y Forsyth, durante los debates acerca del proyecto de ley.

Moriello desmintió que estos condados sean santuarios, debido a que "seguimos recibiendo llamadas de personas puestas en procesos de deportación en esas jurisdicciones". 

Tras recordar que "la gente de varios condados ha dicho claramente que no quiere que las comunidades cooperen con ICE", aseguró que "a lo largo de la historia de los Estados Unidos, no ha habido esta colaboración. Los raros son los alguaciles que quieren cooperar con ICE. Los que no, están tratando igual a todos los miembros de su comunidad". 

Salto atrás
La abogada Moriello describió la etapa más reciente del condado de Wake, determinada por el racismo, con la intención de llamar a la reflexión acerca del peligroso terreno que el sistema de justicia podría volver a pisar, tras la eventual aplicación de la HB 370.

"Los policías tienen derecho a arrestar a quienes manejen sin licencia, por ejemplo, pero sabemos que no ponen tickets por todo lo que tienen derecho a hacer. Los inmigrantes indocumentados, desgraciadamente, no pueden obtener licencia de conducir en Carolina del Norte. Además, aquí casi no hay transporte público y muchos tienen que manejar. Durante los años 2008 y 2010, hubo muchos arrestos por este motivo. Obviamente, era racismo porque los policías sabían que sería el pase directo de un indocumentado al proceso de deportación. La HB 370 podría representar el regreso de esta etapa. Hay una alta probabilidad, en medio de este clima determinado por las políticas anti-inmigrantes de Trump, que por motivos racistas, aumenten las deportaciones".


22 Me alegra 17 Me gusta 21 Me enoja 19 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión