Fuente: Coreen Villalobos Mundo
04/11/2019

Raleigh, N.C., 8 de abril de 2019- El 27 de marzo, diez legisladores republicanos, liderados por Michelle Presnell (Distrito 118), introdujeron en la Asamblea General de Carolina del Norte, el proyecto de ley "HB 484: Verificación del estado de inmigración - SAVE", que obligaría a todas las agencias estatales a prohibir la emisión de licencias profesionales y comerciales a inmigrantes indocumentados.

El 28 de marzo pasó la primera lectura y fue remitido al Comité Judicial. 

Proponen la revisión del estado migratorio de solicitantes de beneficios públicos, a través del Systematic Alien Verification for Entitlements (SAVE), para garantizar que ninguna persona indocumentada pueda instalar un negocio, asociarse con otros empresarios, y ejercer sus profesiones en Carolina del Norte.

El texto indica que un extranjero que no está legalmente presente en los Estados Unidos no es elegible para ningún beneficio público estatal o local; como subvenciones, contratos, préstamos, licencias profesionales o comerciales, las cuales son proporcionadas por una agencia estatal, o a través de fondos apropiados de un gobierno local.

"A partir del 1 de enero de 2020, ninguna agencia estatal o junta de licencias puede proporcionar un beneficio público a un extranjero no calificado bajo el siguiente código estadounidense, contemplado en la Ley de Inmigración y Nacionalidad: 8 U.S.C. 1641".

La propuesta de ley plantea una categorización de los inmigrantes que tendrían derecho a obtener licencias profesionales o comerciales: 
-Extranjeros legalmente admitidos para residencia permanente.
-Extranjeros a los que se concede asilo.
-Extranjeros en libertad condicional en los EE. UU. durante al menos un año.
-Extranjeros cuya deportación se retiene.
-Extranjeros a quienes se les haya otorgado entrada condicional.
-Cubanos o haitianos definidos como Refugiados de 1980.

También especifica que las agencias estatales que no cumplan podrían estar sujetas a demandas que serán procesadas en tribunales de cualquier condado y a multas de hasta $ 10,000 por 28 días por cada día que no cumplan con la orden.

El proyecto de ley introducido por Michelle Presnell, ha sido refrendado por los republicanos George Cleveland (District 14), Pat Hurley (Distrito 70), Larry Yarborough (Distrito 12), Hugh Blackwell (Distrito 86), Jerry Carter (Distrito 65), Debra Conrad (Distrito 74), Larry Pittman (Distrito 83), Phil Shepard (Distrito 15) y Lee Zachary (Distrito 73).

Múltiples negocios
La comunidad indocumentada de Carolina del Norte está conformada por muchos dominicanos, establecidos como comerciantes con licencias de funcionamiento.
Ellos han instalado numerosas barberías, salones de belleza, manicure, pedicure, tiendas de celulares, supermercados, restaurantes, tiendas de ropa, y multiservicios en todo el estado. 
Otros trabajan con negocios informales dedicados a la pintura, el mantenimiento de césped, mecánica de carros.
Hasta ahora, no han necesitado documentos para tener una licencia y alimentar a sus familias con sus oficios.

Se avecinan protestas
Julián Abreu anunció acciones que tomará la Coalición de Negocios en defensa de los Inmigrantes en los próximos días para protestar en contra del debate del anteproyecto de ley HB 484.
"Iniciaremos una campaña para detener esta propuesta y estamos organizando una caminata en el downtown, con los dueños de negocio informales que tienen su licencia legales para funcionar", dijo antes de agregar que los miembros de la citada coalición defensora de los derechos de los comerciantes indocumentados estarán presentes en cada una de las lecturas de la propuesta de ley.

Indocumentados aportan $4,600 millones 
Los legisladores republicanos que presentaron el proyecto de ley HB 484 en la Asamblea General están demostrando un preocupante desconocimiento del gran impacto que traería consigo la aplicación de esta norma en la economía de Carolina del Norte.

De esta manera reaccionó Julián Abreu, presidente de la Asociación Dominicana de Raleigh (ADORA), quien no escatimó palabras para justificar su aseveración con cifras basadas en el Censo de 2010, realizado por el buró oficial de Estadísticas de Estados Unidos.

"Los inmigrantes indocumentados en Carolina del Norte sumamos 338.647, lo que representa el 3% de la población total del estado. Aportamos $4,600 millones en ingresos y pagamos 511 millones en impuestos, entre estatales y federales. Además, aportamos 83,4 millones al Medicare y 338 millones al Seguro Social", precisó.

Insistió en que, si este proyecto llegara a aprobarse, "estaríamos frente a una catástrofe económica porque, además de que arrebataría a muchos hispanos sus sueños de progresar aprovechando oportunidades para abrir negocios y mejorar la calidad de vida de sus familias; se dejarían de prestar un sinfín de servicios, no sólo a los hispanos, sino también a gran cantidad de americanos anglosajones y afroamericanos".

"Nuestra gente quiere y debería seguir teniendo el derecho de montar sus negocios, pagar impuestos y seguir generando dinero para la economía del estado. No necesariamente, tendrías que tener documentos para estabilizarte. Somos una gran fuerza económica", subrayó.

Tras enfatizar que "el 4% del Producto Interno Bruto del estado lo genera la comunidad indocumentada", Abreu recordó a los legisladores que los hispanos, en general, generan 120.000 empleos.

Continuó mostrando cómo la contribución de los indocumentados es significativa.

A juicio de Julián Abreu, esta ley desterraría de este estado a muchísimas familias hispanas honestas y trabajadoras.

"Si aquí se nos siguen cerrando las puertas y no se nos brinda la oportunidad de abrir negocios, vamos a tener que irnos con nuestras familias a otro estado donde podamos seguir progresando", precisó.


26 Me alegra 21 Me gusta 23 Me enoja 22 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión