Fuente: Coreen Villalobos Mundo
05/02/2019

Raleigh, N.C., 28 de abril de 2019- En vilo se mantiene la comunidad hispana en Carolina del Norte, tras el reciente pronunciamiento oficial emitido por la Asociación de Sheriffs de Carolina del Norte, tradicionalmente anti-inmigrante, a través del cual no solo se reitera el apoyo irrestricto a los proyectos de ley HB 370 y SB 637, sino que también se proponen ciertas modificaciones que radicalizan aún más sus contenidos, para ser consideradas por la Asamblea General de Carolina del Norte.

Los miembros de esta organización refrendaron las declaraciones emitidas por el alguacil del condado de Alamance, Terry Johnson, el pasado 26 de abril, en torno al respaldo que confiere a la obligatoriedad de los alguaciles y las agencias de cumplimiento locales, estatales y federales con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Si la HB 370 es aprobada, ICE podría mantener los detenidos dentro de las cárceles locales durante sus procesos de revisión de sus estatus migratorios, lo que facilitaría los procedimientos de deportación.

Una vez que la SB 637 se convierta en ley, se comenzaría a dibujar otro panorama en el estado. Los individuos que han recibido cargos por ciertos crímenes podrán permanecer detenidos durante 48 horas en una cárcel, tiempo que permitirá adelantar la preparación de un proceso de deportación.

Ante la mirada atónita de defensores de los derechos civiles de los inmigrantes e indocumentados, la Asociación de Alguaciles de Carolina del Norte propuso extender este plazo a 96 horas.

"La orden del Magistrado vencerá en 96 horas si el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas no ha asumido la custodia de la persona, momento en el cual será liberada, a menos que otro proceso legal requiera la custodia continua", reza el comunicado.

"Solicitamos que la Asamblea General trabaje con nosotros para elaborar una alternativa mutuamente aceptable al proyecto de ley 370 de la Cámara de Representantes y al proyecto de ley del Senado 637", dice.

A pesar de las múltiples exhortaciones realizadas por las comunidades inmigrantes, pocos pronunciamientos ha formulado el gobernador Roy Cooper respecto a estas propuestas. Pero durante sus breves intervenciones, ha dejado claras dos posturas, respecto a la HB 370: No tomará acción acerca de ningún proyecto de ley que no esté sobre su escritorio; y, si los alguaciles aprueban la propuesta, él no la detendría.

Tras este pronunciamiento de la Asociación de Alguaciles, la posibilidad de un veto se distancia.

Pero el director de Política de la organización El Pueblo, Moisés Serrano, a pesar de que asegura que la lucha no es fácil, no pierde la esperanza de que la voz de los inmigrantes se escuche alta y clara.

Sin titubeos, emitió un mensaje de aliento a los inmigrantes.

"No tengan miedo, no están solos. Es hora de unirnos para pelear por nuestros derechos y defender nuestras vidas. Vamos a estar jugando a la defensa. Sí se puede frenar la HB 370".

Aseguró Serrano que El Pueblo está preparando a las comunidades para todos los escenarios posibles.

"Tenemos varias estrategias. Queremos que la comunidad se oponga a la HB 370, que hagan llamadas al gobernador y presionarlo para que no se olvide de nosotros, que promuevan encuentros con los legisladores, se mantengan informadas, se involucren en el proceso político y unan voluntades", aseguró a La Conexión USA.

Más punitiva
Moisés Serrano opinó que "la Asociación de Sheriff de Carolina del Norte siempre se ha opuesto a la inmigración ilegal y apoya la aplicación de las leyes anti-inmigrantes. Esto no es una sorpresa para nosotros. Sin embargo, debemos recordar que, aun cuando la legislatura está controlada por los republicanos, ya no tienen la súper mayoría que tenían, debido a que los demócratas conquistaron más espacios en las últimas elecciones. Esto significa que tenemos la posibilidad de promover el veto de estas leyes".
Tras aseverar que El Pueblo se opone a cualquier revisión de la HB 370, Serrano opinó que "la propuesta de los alguaciles no corrige ninguno de los problemas anteriores. Lo que pasa bajo la nueva propuesta es que hace la ley más punitiva".
A su juicio, están intentando que una sospecha de no poseer documentos en Estados Unidos se convierta en la excusa para adelantar numerosos procedimientos que violan lo establecido en la Constitución, en materia de respeto a los derechos humanos y apartados anti-discriminación.
"Nosotros le estamos recordando a los legisladores que los inmigrantes forman parte de la estructura integral de este país", precisó.

96 horas de tiempo extra
Serrano se opone rotundamente al plazo de 96 horas sugerido por los alguaciles.
"Quieren utilizar este tiempo extra para investigar el estatus migratorio del detenido y para que los policías locales puedan ir ante el Magistrado y obtener una orden. Antes, ICE adelantaba detenciones solamente con un correo electrónico que informaba a las personas que estaban bajo la presunción de que eran indocumentadas, pero perdían muchos casos porque los e-mails no tienen validez jurídica. Con esta ley, se estarían blindando en este sentido", dijo antes de agregar que "buscan detener a las personas casi indefinidamente. Ahora, estamos diciendo 48 y luego 96 horas y quién sabe cuánto tiempo estarán pensando sumarle a este plazo", apuntó finalmente.


60 Me alegra 54 Me gusta 66 Me enoja 55 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión