Fuente: Verónica Gutiérrez
05/09/2019

Ana Caldera es asistente legal para la firma Polanco Law y hasta hace pocas semanas se dedicaba a atender los casos de personas detenidas por inmigración, a través de los cuales se dio cuenta del tremendo estrés por el que pasan las familias cuando algún miembro de ellos se encuentra detenido. Yendo más allá de su trabajo, dedicó parte de su tiempo para referirlos a organizaciones sin fines de lucro que les pudieran ayudar con los gastos familiares o con terapia o ayuda con los hijos, dependiendo del caso, y aliviar un poco la tensión por la que pasa toda la familia en una situación así.

Ana es madre soltera de un pequeño de 8 años y aunque la vida como madre la agarró por sorpresa, tuvo que aprender a superarse y a salir adelante con la ayuda de su familia y el apoyo de sus amigos. "A los 25 años fui mamá soltera. Él nos abandonó y con la ayuda de mi familia y el apoyo de mis amistades saqué adelante a mi hijo lo mejor que pude," nos revela Ana durante la entrevista que le realizamos con motivo del Día de las Madres.

"Santiago tiene 8 años y va a terminar el segundo año de primaria, le gusta su maestra y ha avanzado mucho en la lectura, ya lee más independiente y yo leo con él todas las noches para que mejore," nos dice Ana muy orgullosa de su pequeño.

Desde muy joven aprendió a vivir independiente. Su interés en la ciencia y las ganas de tomar clases más avanzadas la llevó a solicitar su admisión en la escuela de Matemáticas en Durham por lo que desde los 15 años se salió de la casa de sus padres cerca de Fayetteville para atender este colegio y luego atender la universidad.

Caldera se graduó de la Universidad Central de Carolina del Norte con una carrera en ciencias, sin embargo siempre le gustó ayudar a la gente y por azares del destino conoció a la persona que la introdujo al área de la abogacía.

"Cuando era sophomore en college me encontré con Ricardo Velásquez quien me ofreció una pasantía en su empresa y así fue como empecé en esta área," cuenta Ana. "Me interesó porque me gustaba ayudar a la gente y eso era lo que estaba haciendo Ricardo en su trabajo. Sentí que él estaba haciendo una diferencia en la comunidad y aprendí de poquito y luego tuve más responsabilidades y fuí creciendo dentro de la oficina y seguí estudiando y trabajando en un restaurante y en la escuela daba tutorías y así como fue como pagué mis estudios." recuerda Ana durante nuestra conversación.

Ella llevaba una vida muy activa cuando se encontró con la noticia de que iba a ser madre y aunque trató de continuar su vida como hasta entonces lo había hecho, le fue muy difícil. "Tenía mi trabajo, hacía trabajo voluntario y estaba activa en diferentes grupos sociales y traté de vivir igual pero no pude. Era muy difícil, me deprimí por mi situación porque pensé que las cosas iban a ser diferentes, pero nunca me di por vencida porque no es parte de mi personalidad y acepté tener a mi hijo y tuve que salir y enfrentar mis responsabilidades.

Ana se siente feliz y orgullosa de lo que ha logrado. "Me siento orgullosa de mí misma, de superar lo que superé y me siento libre para realizar mis sueños. Estuve estancada un tiempo porque no sabía qué hacer con mi vida y estoy realizando ideas que no creía posibles y eso es bonito, sentirse con ese poder."

Vivir con Santiago y verlo crecer es una experiencia muy hermosa y lo disfruto cada día. Además he encontrado a un hombre con quien pienso casarme en junio lo que me hace aún más feliz, nos cuenta Ana con una gran sonrisa.

Para concluir nuestra entrevista le pedimos a Ana que nos diera un consejo para las personas que se pudieran identificar con su situación y nos dijo: Para salir adelante tienes que creer en ti misma y nunca darte por vencida. Al final, tú eres quien decide que hacer con tu vida y lo único que puedes hacer es tomar decisiones y seguir luchando porque el tiempo no se va a detener.


25 Me alegra 18 Me gusta 18 Me enoja 19 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión