Fuente: Coreen Villalobos Mundo
11/07/2019

Raleigh, N.C., 5 de noviembre de 2019- "El deber de los vivos es mantener a los muertos vivos y los muertos mantienen a los vivos viviendo en alegre remembranza", dijo el apreciado artista plástico mexicano Peter Marín, pocas horas antes de la inauguración de la ofrenda que elaboró en el Museo de Carolina del Norte y que estará abierta al público hasta el 19 de noviembre.

En torno a esta idea, varias organizaciones de Raleigh, Cary, Durham, Chapel Hill, vinculadas con la defensa del acervo cultural latinoamericano organizaron diferentes actividades para rendir honor a quienes alzaron vuelo para unirse al mundo eterno y, de esta manera, honrar las tradiciones de México.

En el Museo de Arte de Carolina del Norte se exhibe, no solo la colorida ofrenda elaborada por Peter Marín, con la ayuda de 70 voluntarios y la colaboración de 200 estudiantes, sino también la valiosa muestra "Frida Kahlo, Diego Rivera y el modernismo mexicano", con trabajos de los icónicos artistas mexicanos, de la Colección Jacques y Natasha Gelman, con el patrocinio de Bank of America.

El pasado 2 de noviembre, la entrada a este museo fue libre. Muchísimas personas atendieron la convocatoria, con fuertes deseos de estrechar lazos con la esencia del país azteca, disfrutando de grupos de danzas típicas de México, música y pusieron sus ofrendas.

Dos días antes,  el Consulado General de México en Raleigh, en alianza con La Conexión USA, había inaugurado la muestra "Pinto mi calavera", con más de 35 grabados del artista mexicano José Guadalupe Posada.

A estas iniciativas se unieron el Comité Popular Somos Raleigh que, junto al activista pro inmigrante Ivan Almonte, organizaron el evento "Una celebración con nuestros ancestros", en el 2000 Avondale Dr, Durham, el 1 de noviembre, donde hubo colocación y velación de altares y ofrendas, rosario para difuntos, danzas, historias, cantos, poemas y actividades para niños.

En el marco del V Festival Anual de El Quijote, se presentó en ArtSpace Downtown Raleigh, ubicada en el 201 E Davie St, el proyecto audiovisual Día de los Casi Muertos, del joven artista de orígen mexicano Julio González radicado en Charlotte, el cual explora las diferencias culturales entre las experiencias mexicanas y estadounidenses con la muerte y el envejecimiento. Esta muestra continuará hasta el 16 de noviembre y fue creada para incentivar en la sociedad estadounidense contemporánea el deseo de examinar sus valores confrontando el tabú de la muerte que finalmente nos empuja a apreciar el regalo de la vida.

Colorido en el centro
Más de 2,500 personas visitaron, de 6 p.m. a 9 p.m., el CORMuseum, ubicado en el 220 Fayetteville St, en pleno centro de Raleigh, para vincularse con esta tradición mexicana, de acuerdo a la información aportada por Rafael A. Osuba, director artístico del Festival de El Quijote, quien también refirió que al menos 60 familias acudieron a la cita con trajes tradicionales y con sus rostros pintados como catrinas.

"Fue una noche de celebración de nuestras culturas y tradiciones, llena de emoción, baile, música, comida, dulces, chocolate, memorias de nuestros antepasados, recuerdos", dijo.

Hispanos y americanos se unieron a este festín, pintándose sus caras, elaborando coloridas flores y aprendiendo el significado de colocar ofrendas.
Los hijos de mexicanos disfrutaron la actividad usando disfraces y degustando comida típica del país de sus padres. Bailaron y jugaron.

"La figura central del festival esta noche es Lope de Vega y la ofrenda estuvo dedicada a este español que escribió significativas obras de teatro del siglo XVII. Tuvimos al juglar Crispín D'olot, que vino de España, como Lope de Vega; a Larry Bellorín, venezolano que toca el arpa, al grupo de ballet de Vicky y Orgullo y Alma Latina", precisó Osuba.

Concedió especial importancia a la huella dejada por la colonia mexicana en la construcción del acervo cultural norteamericano.

"Lo más importante para nosotros es mantener nuestras tradiciones y cultura; y más que todo plantar una semilla en nuestros niños porque lamentablemente estamos llegando a un punto en que muchas generaciones que están acá no las conocen y estos festivales nos dan la oportunidad de poder contar nuestras historias, compartir con el resto de los habitantes de Carolina del Norte esta tradición tan linda en la que celebramos a nuestros antepasados, a nuestros familiares que no están con nosotros, de una manera muy linda, colorida, creativa y festiva, que solamente se hace el Día de los Muertos."


16 Me alegra 13 Me gusta 11 Me enoja 11 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión