Fuente: Coreen Villalobos Mundo
11/27/2019

Raleigh, N.C., 25 de noviembre de 2019- La reciente extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para los salvadoreños que viven bajo este amparo en Estados Unidos ha significado una victoria y un gran alivio de más de 200,000 familias originarias de ese país centroamericano.

Pero quienes se han dedicado por muchos años al activismo social dentro de las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes están advirtiendo que la última decisión tomada respecto al TPS de El Salvador es una extensión, no renovación: por lo cual es necesario que no cese la lucha por alcanzar, como comunidad, una solución migratoria permanente.

Tal preocupación es la que motiva a Reina Rodríguez, miembro de la Alianza Nacional para el TPS, y líder de la Asociación de Latinos de Carolina del Norte, capítulo Raleigh-Durham, a formular un llamado a los tepesianos para que "no bajen la guardia".

Les recordó que a finales de octubre se expandió la noticia de que el presidente de El Salvador,  Nayib Bukele, había ayudado a que se aprobara una extensión a los salvadoreños. 

"Pero debemos informar que se trata de una extensión dialogada. No hubo nada escrito en ningún papel. El Departamento de Inmigración dijo que no se estaba otorgando una posibilidad de renovación y que solo se había aprobado una extensión de 12 meses para que los tepesianos salvadoreños vendiéramos nuestras casas y negocios, abandonáramos nuestros sueños y saliéramos del país".

A juicio de Rodríguez, se necesita la unión de todos los tepesianos más que nunca.

"Necesitamos seguir trabajando porque si nosotros dejamos de sumar esfuerzos, tendríamos que vender todo y salir del país. Y eso es lo que muchos no podemos ni queremos hacer", dijo antes de insistir en que "no es momento de bajar la guardia".

Recordó que en cada estado y en cada pueblo hay un comité de la Alianza Nacional para el TPS. 

"La Alianza Nacional del TPS, con sede en California, está convocando a una marcha el 3 de diciembre en Washington, que terminaría con el ejercicio de un derecho de palabra en el Senado, donde se expondrán las razones por las cuales el tema del TPS debe ser retomado. Debe volver a la agenda del debate para que evalúen los casos, que vean cuánto estamos aportando a la economía", indicó Reina Rodríguez.

Pidió a los salvadoreños mantenerse empoderados, obteniendo toda la información necesaria para sumarse activamente al movimiento nacional de defensa del TPS.

La demanda de Nielsen Ramos
La citada Alianza comenzó una campaña en el 2017 contra las intenciones del presidente Trump de eliminar el TPS para todos los beneficiarios, después de que la niña Nielsen Ramos interpusiera una demanda contra el ejecutivo, alegando que "si usted cancela el TPS está mandando a mis papás fuera de Estados Unidos y yo me tengo que quedar aquí. Usted está separando a las familias". 
Trump ha venido cumpliendo su promesa. Ha venido eliminando los TPS, uno por uno, motivo por el cual Reina Rodríguez se muestra preocupada y deseosa de que todos los tepesianos, de los 6 países que aún gozan de esta protección, se mantengan activos, unidos y luchando en la búsqueda de recursos que frenen las pretensiones de esta administración de terminar el programa.
Las palabras de la menor Nielsen fueron el inicio de todo.
Su demanda fue interpuesta en el noveno circuito penal en California.
Cuatro jueces tomaron el caso y prometieron dar una respuesta definitiva en diciembre de este año. El 12 de agosto, los jueces dijeron que querían escuchar argumentos sobre por qué el TPS debe seguir. 
"Una comisión de la Alianza Nacional para el TPS viajó a California, donde presentamos los argumentos y un juez dijo que 'no tenemos ninguna respuesta para poder decir si continúa o se cancela o qué vamos a hacer con todas estas familias'", precisó Rodríguez.
Días después de que el presidente Bukele anunciara la noticia de la extensión, uno de los jueces dijo que "nosotros no estamos listos con la decisión. Entonces, vamos a darles una extensión de 12 meses a 6 países, incluidos El Salvador, Honduras y Nepal".
Y como nada está realmente definido, Reina Rodríguez advierte que, mientras los cuatro jueces toman una decisión sobre qué se va a hacer, "las consecuencias de quedarnos con los brazos cruzados, esperando una decisión, podría ser, además de decisivas, catastróficas".
Ella se pasea por todos los escenarios.
"Si hay un empate, en el que dos jueces dicen que sí se continúa y los otros dos que no, entonces se va a llevar esta demanda a otro juez para que él decida hacia cuál lado se inclina. Nosotros estamos a la espera de esa decisión que se supone la comunicarían el diciembre. De no haber la decisión en diciembre, la extensión continúa, pero tenemos que estar claros de que no es una renovación", reafirmó.

Múltiples riesgos 
Debido a que lo está sobre la mesa es una propuesta de renovación, los salvadoreños con TPS no deben volver a aplicar, no deben pagar y, por lo tanto, no van a obtener una tarjeta nueva.
Reina Rodríguez mira con preocupación cómo "algunos empleadores han dicho que si no hay tarjeta nueva, o donde diga que sigue vigente la tarjeta, van a sacar a los empleados de sus negocios. Algunos DMV van a decir que no extenderán licencias. Todo esto está en riesgo".
Finalmente, reiteró que cada año los tepesianos de los 13 países originalmente amparados aportan a la economía norteamericana millones de dólares. 
"La migración bajo el amparo del TPS es progresista. Muchos de estos inmigrantes tienen casas, negocios y generan trabajo".


19 Me alegra 18 Me gusta 18 Me enoja 18 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión