Fuente: DPA
12/04/2019

Ya sea porque tenemos que ir por una ruta en la que el sol nos pega de frente o porque está atardeciendo y no lo podemos esquivar, al estar al volante vivimos mil situaciones en las que los rayos del sol nos ciegan. Es un peligro, no sólo para nosotros, sino también para los demás conductores y la vía pública en general. ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Por supuesto, lo primero es bajar la solapa del techo, reducir la velocidad y dejar bastante distancia hacia el coche de adelante. Es esencial agudizar los sentidos, porque en esas situaciones no vemos ni ciclistas, ni letreros.

Otro punto importante es mantener lo más limpio posible el parabrisas, ya que eso atenúa los efectos del sol. La suciedad suele generar reflejos poco agradables y cegar todavía más. También sirve mantener limpia la superficie desde la cara interna y retirar todo tipo de partículas.


307 Me alegra 301 Me gusta 321 Me enoja 302 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión