Fuente: Emanuel Bel Greco
12/05/2019

Soberanía es el poder legal-político de cualquier territorio independiente, sin intervención de algún poder externo. Es decir, ninguna nación puede ser intervenida, salvo que esa misma nación lo solicite, y esta no intervención debe ser respetada religiosamente sobre todo cuando la geopolítica actual es tácticamente onerosa, y los Estados Unidos es el "policía más caro del mundo".

El presidente Donald Trump dice que ha promovido una iniciativa para que se clasifique al narco mexicano como terrorista. Esto pareciera de inicio alguna acción muy noble y altruista, sin embargo tiene una gran implicación que debe medirse según la historia reciente. 

Todos los países que están clasificados como grupos terroristas, gobiernos terroristas o segmentos terroristas, tienen un común denominador: riqueza energética, en su mayoría derivada de la explotación de petróleo.

Es esa riqueza la que se muestra como un apetitoso buffet para inventar a un enemigo que sea incuestionable ante la opinión mundial y ante las convenciones internacionales que dictaminan y emiten los "permisos para matar". 

Por ello una clasificación de terrorismo a un grupo del territorio mexicano no es una ayuda a combatir esa problemática... es abrir una puerta para que el ejército norteamericano pueda intervenir bajo criterios unilaterales, es otorgar un salvoconducto sin sanciones ni castigos en caso de que quiera controlar los energéticos, al gobierno o a la población en general. 

El tema de clasificar al narco como terrorista pudiera parecer justificable, una vez que se suscitaron los lamentables hechos de los LeBaron.

Sin análisis y con toda la ira que cargamos los mexicanos por esta matanza, podríamos aceptar e incluso decir que sería lo mejor. Sin embargo, si en realidad la intención de ayudar es legítima, esta ayuda podría ser con estructuras de inteligencia como el FBI o cualquier corporación civil de investigación; aunque pareciera lo mismo en principio legal, no es lo mismo en aplicación legal, ya que las corporaciones de orden civil no tienen el poder para controlar a una nación y la armada de Estados Unidos no tiene limitantes. Casi ningún ejército del mundo abre fuego contra ellos. 

Para entender esto de una forma legal y clara podríamos poner un equivalente de la soberanía con su derecho de propiedad -de su casa por ejemplo-, pues ese derecho permite que nadie entre a su casa sin su consentimiento, incluyendo la policía, el FBI, la CIA, su vecino, etc. Usted tiene soberanía y es inviolable, salvo que alguna autoridad juzgadora otorgue un permiso para que entren a su casa sin repercusión legal posterior. 

Pues en este contexto, las instituciones internacionales como la ONU pueden avalar esa ruptura de soberanía, pero hasta donde la historia lo indica, nunca se han revocado, cancelado, reclasificado. 

Por lo tanto, clasificar al narco mexicano no solo es peligroso, es entregar la soberanía, el petróleo, el oro, el gas al gobierno y todo lo que ello implique.


29 Me alegra 29 Me gusta 28 Me enoja 29 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión