Fuente: EFE
09/02/2020

Bogotá, 2 sep (EFE).- El préstamo de 370 millones de dólares del Gobierno colombiano a la aerolínea Avianca ha desatado una tormenta sobre el Ejecutivo, al que critican porque consideran que ese dinero se podría haber destinado a ayudar a empresas pequeñas o porque hay quienes creen que el auxilio atenta contra la libre competencia del sector.

El Gobierno del presidente Iván Duque defiende su decisión con el argumento de que busca preservar el servicio aéreo nacional ante la emergencia ocasionada por la pandemia de la COVID-19 y dice que esa compañía tiene la operación más grande del país con una participación del 45,5 % en el mercado de pasajeros transportados en 2019.

La aerolínea, que está en una reestructuración financiera tras acogerse en mayo pasado a la ley de bancarrotas de Estados Unidos, explicó que el crédito es una transacción de 18 meses y hace parte de una operación liderada por inversionistas privados.

Según Avianca, la financiación bajo la figura de deudor en posesión (DIP) consta de dos tramos que sumarán aproximadamente 1.200 millones de nuevos fondos, como parte de un paquete de financiamiento total de 2.000 millones de dólares, incluyendo la financiación de "ciertas adquisiciones y la refinanciación de ciertas deudas preexistentes".

La compañía dijo que respaldará el préstamo DIP con "un conjunto de activos estratégicos de Avianca en garantía", lo que incluye su participación en la empresa de fidelización LifeMiles, su subsidiaria de carga y cuentas de efectivo, entre otras, lo que para los críticos del préstamo estatal es poca cosa.

El dinero del crédito saldrá del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME), que maneja los recursos estatales para enfrentar la pandemia de la COVID-19, que provienen a su vez del Sistema General de Regalías y del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales.

¿VIOLACIÓN DE LA LIBRE COMPETENCIA?

Los presidentes de aerolíneas más pequeñas, como Viva Air o Easy Fly, han manifestado que están de acuerdo con el préstamo del Gobierno a Avianca pero consideran necesario que este auxilio se dé también al resto de actores del mercado aéreo en Colombia.

"Cuando se da una ayuda a una empresa lo más lógico y lo más justo es que a las demás empresas también se les dé. Yo creo que todo el sector de transporte aéreo en Colombia está pasando una de sus crisis más agudas", aseguró a Efe Alejandro Useche, doctor en Administración de Negocios de la Swiss Management Center y profesor en la Universidad del Rosario.

El experto considera injusto que "se dé la mano a la gran empresa, a la que ha gozado desde hace muchos años la posición dominante del país" y "se deje de lado a otras empresas que también prestan este servicio" que, en su opinión, "se han visto perjudicadas a través del tiempo precisamente por no tener esa prioridad".

En ese sentido, Oliver Pardo, doctor en Economía de la London School of Economics y profesor de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, explicó a Efe que por esta situación "es muy probable que el Estado se enfrente a una demanda" porque el "préstamo puede ir en contravía de la libre competencia".

"Sospecho que el Estado también está corriendo un riesgo de ser demandado a nivel internacional por otras compañías a raíz de un trato discriminatorio", manifestó Pardo.

¿AYUDAS PARA LAS GRANDES PERO NO PARA LAS PEQUEÑAS?

Uno de los argumentos que esgrimen los críticos del préstamo está en que ese dinero se está utilizando para ayudar a una gran compañía en lugar de hacerlo con pymes o incluso para garantizar una renta básica para los más afectados por la pandemia.

"Mientras se le tira (a Avianca) este salvavidas con recursos de los colombianos, el Gobierno ha negado la renta básica de emergencia, ha negado la matrícula cero para todos los jóvenes estudiantes de las universidades públicas", expresó el senador Antonio Sanguino, del partido Alianza Verde, durante una sesión virtual del Congreso.

Al respecto, el profesor Useche cree que el Gobierno "tiene razón en dar prioridad a ciertas empresas que considere que son clave para la economía del país, como es el caso del transporte" pero también debe "cumplir con un criterio de justicia y equidad en la asignación de estos recursos".

"Yo no veo conveniente que el dinero que está disponible en el FOME se vaya a destinar solo para el rescate de tres o cuatro gigantes en Colombia, mientras que se dejan muchas empresas pequeñas y medianas, emprendedores y familias a su propia suerte y no se le extiende también la mano con estos recursos", aseveró.

Avianca Holdings genera más de 21.000 empleos directos e indirectos en América Latina, de los cuales más de 14.000 están en Colombia, y trabaja con una red de más de 3.000 proveedores.

La aerolínea tiene una participación del 31,6 % en el transporte de carga del país y su operación representa aproximadamente 14,6 billones de pesos al año (unos 3.899 millones de dólares) para la economía colombiana, equivalentes al 1,4 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Las operaciones de la aerolínea están integradas en Avianca Holdings, formada por Avianca y Tampa Cargo (Colombia); Aerogal (Ecuador) y las compañías del Grupo Taca Internacional Airlines basadas en Centroamérica y Perú.


11 Me alegra 11 Me gusta 11 Me enoja 11 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión