Fuente: EFE
10/26/2020

Asunción, 26 oct (EFE).-El Gobierno paraguayo reconoció este lunes la necesidad de invertir en tecnología y radares tras la histórica incautación de cocaína de la semana pasada, cerca de 3.000 kilos de esa droga que habrían ingresado a Paraguay por vía aérea desde Bolivia o Colombia, y que tenían como destino Israel.

Al respecto, el titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Arnaldo Giuzzio, dijo a los medios que no tiene sentido contar con "información de ingresos furtivos si no tenemos capacidad de interceptar los aviones".

"Hay información de que 15 o 20 vuelos mensuales ingresan furtivamente en nuestro espacio aéreo, por todo el país. Y normalmente todas estas organizaciones están ligadas al narcotráfico y son personas que están en conocimiento de nuestras debilidades", recalcó Giuzzio.

El ministro indicó que se trata de una situación que se podría haber mejorado de haberse invertido en tecnología desde diez años atrás, y en ese sentido dijo que habló con el presidente del país, Mario Abdo Benítez, sobre trabajar en un plan de inversión a largo y mediano plazo.

En ese sentido, el ministro del Interior, Euclides Acevedo, dijo a los medios que "no es ningún secreto que no tengamos la suficiente protección aérea".

CERRAR EL CÍRCULO

Giuzzio y Acevedo hicieron esas declaraciones en el Palacio de Gobierno tras tomar parte en la reunión del Consejo de Seguridad, junto a Abdo Benítez, donde se analizaron temas como la incautación de 2.096 kilos de cocaína la pasada semana.

La droga estaba camuflada en una carga de carbón vegetal contenido en varios contenedores depositados en la terminal del puerto fluvial de Villeta, en las afueras de Asunción.

Cada contenedor tenía entre 1.100 y 1.200 bolsas de carbón, por lo que se necesitaron varios días para verificar la carga y separar la cocaína.

El cargamento iba presuntamente dirigido a Israel desde una ruta que comprendería Paraguay como punto de salida, para luego seguir por Argentina, Uruguay y Bélgica.

"Lo importante es que se incautó en el momento preciso de su salida y de que no haya llegado a destino", dijo Guzzio.

No obstante, Acevedo reconoció que queda por "cerrar el círculo" de la investigación.

"No quedarnos con el episodio de la incautación, sin conocer a los responsables, lease propietarios de la carga, interlocutores, intermediarios y destinatarios, para que se pueda cerrar el círculo", dijo el ministro.

Hasta ahora hay dos detenidos, uno de ellos Cristian Turrini, exdirector de la televisión pública y presunto intermediario de la organización narcotraficante, según la Fiscalía.

El otro es Alberto Jacquet, dueño de una empresa de producción de carbón y otra de importación y exportación.


1 Me alegra 1 Me gusta 1 Me enoja 1 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión