Fuente: EFE
12/21/2020

México, 21 dic (EFE).- Las violencia contra los periodistas en México ha continuado este año sin freno con seis asesinatos y más 600 agresiones con lo que el 2020 se situará como el año más violento de la década, sin que se vislumbre una leve mejora para 2021, según las estimaciones de la organización Artículo 19.

Durante el primer semestre de 2020, Artículo 19 documentó 406 agresiones contra periodistas y medios de comunicación, lo cual representó un incremento del 45 % en comparación con las 280 agresiones registradas durante el mismo periodo en 2019 que acumuló un total de 609 agresiones.

"El 2020 concluirá como el más violento para la prensa del que tenemos registro" y México seguirá siendo el país más peligroso de Latinoamérica para los periodistas, dijo en una entrevista con Efe el director de la oficina regional para México y Centroamérica de Artículo 19, Leopoldo Maldonado.

Las cifras registradas de enero a junio ya indicaban una notable tendencia al alza hasta el punto de reportarse una agresión contra la prensa prácticamente cada 11 horas.

Para Maldonado el panorama de violencia contra la prensa "se ha agudizado por la pandemia y con las tensiones que surgen a raíz de las diferentes estrategias de comunicación gubernamental en diversos niveles".

"Se trata de bloquear y de acosar e intimidar a ciertos periodistas críticos en todo el país, sin que el panorama para 2021 pinte bien", agregó.

SIN POLÍTICAS PÚBLICAS

Aunque el Gobierno mexicano reconoció, a finales de noviembre, "que hay una profunda problemática del recrudecimiento de violencia contra la prensa" ello no ha tenido, según Maldonado, "medidas políticas públicas que pudieran ayudar a disminuir esos niveles de violencia".

Recordó que distintas organizaciones han intentado avanzar en la mejora del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

Según el propio Gobierno en el Mecanismo están 1.313 personas (entre ellas 468 mujeres) concentradas en cinco estados: Ciudad de México, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, de los cuales 426 son periodistas y 887 defensores de derechos humanos.

Maldonado estima que "un aliciente para que las agresiones contra periodistas se sigan perpetrando" es la nula actuación de la Fiscalía General de la República (FGR) al existir"un nivel de impunidad del 98,5 % de los casos".

EL MAL EJEMPLO DEL PRESIDENTE

Maldonado consideró que el proceso de degradación de las condiciones de seguridad para la prensa en México "es histórico que se ha recrudecido en lo que va del siglo" y que en los dos últimos se ha empeorado "con un presidente (López Obrador) particularmente beligerante en contra de las voces críticas".

"Esos señalamientos generan una animadversión en contra de la prensa que se replica por parte de algunos gobernadores y hasta de presidentes municipales (alcaldes)", apuntó.

De hecho, el Gobierno mexicano acepta que más del 40 % de estas agresiones a la prensa "han sido identificadas como atribuible a servidores públicos".

Para el abogado las condiciones de seguridad de los periodistas "se van degradando aún más cuando los altos funcionarios públicos, en este caso el jefe del Ejecutivo, se siente con la legitimidad de seguir atacando a la prensa día a día, lo que va generando peores condiciones de seguridad para la prensa".

"Con los 6 asesinatos en lo que va del año y 136 en lo que va del siglo XXI México se coloca como el país más letal contra periodistas", tal como ha señalado el Comité para la Protección de Periodistas y que ubicó al país por encima de Siria y Afganistán.

Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador llego al poder el 1 de diciembre de 2018 han sido asesinados un total de 16 periodistas, muchos más que los nueve asesinados durante los dos primeros años de la Presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Maldonado dijo que como Gobierno "no basta con diagnosticar el problema. Son muchos periodistas asesinados en lo que va del siglo y muchos en los que va de este sexenio, en el que ya se acumulan 16 periodistas y que superan, por mucho, los nueve periodistas asesinados durante de los primeros dos años del Gobierno de Enrique Peña Nieto".

El representante de Artículo 19 admitió que en el corto plazo no observa algún signo de que las cosas puedan cambiar y que lo que se veía el primer año como un "panorama halagüeño" en términos de mayor apertura y mayor participación de la sociedad civil "ya no se ve nada bien".

Ello se debe a que "los espacios de diálogo e interlocución se han ido cerrando y son cada vez menores y lo hay es un ánimo de cada vez mayor confrontación tanto con las organizaciones de la sociedad civil como de los propios periodistas".

Los seis periodistas asesinados este año son: María Elena Ferral, Diario de Xalapa/Quinto Poder (Veracruz, 3 de marzo), Jorge Miguel Armenta Ramos, Medios Obson (Sonora, 16 de mayo), Pablo Morrugares Parraguirre, PM Noticias (Guerrero, 2 de agosto), Julio Valdivia, El Mundo de Córdoba (Veracruz, 9 de septiembre), Israel Vázquez Rangel, El Salmantino (Guanajuato, 9 de noviembre) y Jaime Castanho Zacarias, PrensaLibreMX.com (Zacatecas, 10 de diciembre).


63 Me alegra 62 Me gusta 62 Me enoja 62 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión