Fuente: Por Tamara Zurita
09/08/2021

Recordemos que en las columnas de los meses anteriores, estuve compartiendo con ustedes, lo que se entiende por Crianza y Educación Respetuosa, los mitos acerca de esta temática y la importancia de revisar nuestra propia historia de vida.  Encontrarás temáticas relacionadas a Exterogestación, Colecho y Lactancia materna y también acerca del acompañamiento de nuestros hijos (as) en sus momentos difíciles. En la última columna podrás encontrar mi columna acerca de normas y límites amorosos. 

Te invito a leerlas para comprender en su totalidad la temática de hoy y las que vienen en los próximos meses. 

Tema de hoy: Conoce y respeta sus debilidades y limitaciones, Conoce y potencia sus fortalezas

Poder darnos el tiempo para conocer en profundidad a nuestros hijos (as) será clave para poder apoyarlos a ser quiénes son, con sus intereses, con sus fortalezas. Poder tomarnos de sus fortalezas para poder encauzar las energías en su estimulación y apoyarlos en sus procesos. 

En algunos casos escucho frases como: "Mi hijo tiene X diagnóstico, no intente trabajar con él, porque eso no lo logrará", o "Mi hijo no tiene diagnóstico, pero le costará mucho trabajar con él porque no se concentra, es desordenado, etc.". 

Sí, todos los niños (as) tienen debilidades; todos nosotros tenemos debilidades. Pero si sólo nos centramos en ellas, o nuestra balanza se centra en lo que no podemos hacer, claro que el proceso será más difícil, triste y desolador. 

Céntrate en aquello que tu hijo pueda hacer, por muy mínimo que lo encuentres, es un tremendo potencial que no se puede desperdiciar. 

Esto no significa que no nos vamos a preocupar por las debilidades de nuestros pequeños, porque sí lo haremos, pero lo haremos tomando como punto de partida sus fortalezas, respetaremos sus límites y los iremos trabajando poco a poco, para que esos límites se vayan ampliando, pero sin presión, con cuidado y lentamente y sobre todo confiando en ellos, en sus procesos. Dándoles los tiempos y apoyos que requieren. 

"Mi hijo (a) aún es pequeño", "mi hijo es bebe así es que no entiende nada", "tiene toda la vida para aprender", son frases que generalmente se escuchan en relación con los bebés y niños (as) menores de seis años. 

Hoy te invito a tomar a la infancia como el periodo más importante para la vida de tus hijos, las neurociencias corroboran que es en este periodo donde nuestro cerebro está en su máximo potencial para adquirir conocimientos. Por otro lado, Sue Gerhard nos invita a reorientar nuestra mirada a los bebés y niños pequeños para minimizar las posibilidades que nuestros pequeños vivan en su adolescencia y adultez, trastornos de personalidad, suicidios adolescentes, violencia, entre otros. 

La teoría del apego nos invita a observar nuestros vínculos y observar si estamos transmitiendo la confianza y el amor a nuestros hijos y a los que nos rodean, ya que nuestra forma de vincularnos será la forma que nuestros hijos aprenderán e internalizarán para sus propios vínculos en su vida futura. 

Poder transmitir a nuestros hijos (as) herramientas de superación de conflictos, de cómo mantener la paz, a pesar de que todo a nuestro alrededor este en caos, la visión que tengamos de la vida y la muerte, la visión de ellos mismos, la confianza en ellos y en las personas que lo rodean, entre otros, son sólo algunos de los aspectos que nuestros niños aprenderán en su infancia y que será la base para toda su vida futura. 

El estimular a nuestros pequeños, el aprovechar el tiempo es imprescindible para sacar el máximo potencial en nuestros niños, pero esto no puede significar el apurar o el presionar para que procesos sucedan en nuestros pequeños. 

Muchas veces, por la ansiedad de los adultos, presionamos a nuestros pequeños para que los niños caminen, hablen, puedan ir al baño, lean, escriban, entre otros. Muchos de estos procesos requieren una maduración neurológica, que no depende de nosotros, los adultos, sino que son procesos individuales de tus pequeños (as). 

Respetar sus ritmos, confiar en ellos, entregarles herramientas y focalizarnos en su estimulación serán también, parte de criar respetuosamente a nuestros hijos (as). 

Espero que, a través de esta columna, te haya podido acompañar en tu proceso de crianza y educación. 

¡Hasta el próximo mes!
@tamarazuritar: Madre, educadora preescolar, escritora y promotora de crianza y educación respetuosa


20 Me alegra 19 Me gusta 19 Me enoja 19 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión