Fuente: Coreen Villalobos Mundo
11/23/2022

Raleigh, N.C., 22 de noviembre de 2022- Lo que se había convertido en una preocupación durante los primeros seis meses del año, se disipó tras la decisión de sacrificar a más de 370,000 aves criadas para el consumo humano en Carolina del Norte, debido al avance del peor brote de gripe aviar registrado en los últimos años. 

El pavo sí estará en la mitad de la mesa donde cenarán las familias para celebrar el significativo Día de Acción de Gracias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades anunciaron que, afortunadamente, las detecciones de HPAI no representan un problema de salud pública. Sin embargo, recomiendan el manejo y la cocción adecuados de todas las aves y huevos a una temperatura interna de 165 ˚F, como precaución general de seguridad alimentaria.

A manera de referencia y según datos estadísticos avícolas de Carolina del Norte, en 2019 se criaron 31 millones de pavos, con un valor de más de $674 millones en ingresos en efectivo. Carolina del Norte es el segundo estado productor de pavo más grande de la nación.

En todos los supermercados hay pavos suficientes, cuyos costos oscilan entre $ 14 (de 2 a 6 porciones en Walmart y Aldi) y $ 21 (para 15 porciones en Costco).

El camote, la batata o papa dulce (como se le dice en varias regiones) también forma parte de la tradicional cena de Acción de Gracias. Aparece convertido en puré con nueces o pastel, pero siempre suele endulzar el paladar de los comensales.

Por fortuna, está en todos ojos anaqueles de los automercados de la zona.

Tres libras o 1 kilo y medio se venden en unos $ 5. 

Los pasteles de nueces, calabaza y mora, así como las tartas de manzana y de batatas tapizan los estantes, con precios que se mueven entre $ 10 (Publix), $ 18 (Wegmans), $ 13 (Sam´s Club) y $ 15 (Costco).

La salsa de arándanos también está siendo vendida por doquier.


19 Me alegra 19 Me gusta 19 Me enoja 24 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión