Fuente: EFE
10/09/2019

Lisboa, 9 oct (EFE).- El designado primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, acude hoy a las sedes de los partidos de izquierda del Parlamento luso con el fin de obtener su respaldo para toda la legislatura, una idea que, por el momento, genera más reticencias que aceptación entre los grupos que podrían apoyarle.

En una agenda tan frenética como la que este martes protagonizó el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, para encargarle en tiempo récord formar gobierno, Costa visita con su equipo negociador las sedes partidarias para cerrar el proceso y garantizar que tendrá una mayoría estable.

Lo hace porque en las elecciones legislativas del domingo se quedó a diez escaños de los 116 con los que se obtiene mayoría absoluta en Portugal, y aunque su victoria es lo bastante holgada como para que le baste la abstención de la izquierda, no quiere dejar hilos suelos.

Costa busca un acuerdo para toda la legislatura, lo que le garantizaría el apoyo a cuatro Presupuestos en un periodo que se antoja difícil para la economía portuguesa, dada la desaceleración que ya experimenta y el golpe que puede suponer la salida del Reino Unido de la Unión Europea para el crecimiento luso.

Pero los partidos de izquierda, cinco en total, parecen más proclives a negociar su apoyo medida a medida que a entregarle un cheque en blanco.

"Tenemos interés en contactar y hablar con todos los partidos políticos con una visión práctica, pero en este exacto momento nosotros no tenemos un interés en una convergencia integral", ha dejado claro Joacine Katar Moreira, única diputada electa de Livre, que entra por primera vez en la Cámara.

Katar Moreira ha sido la primera en entrevistarse con Costa, a quien ha dicho que están disponibles para participar en una "unión multipartidaria" antes que bilateral.

Al término del encuentro, el primer ministro ha remarcado que procuran un pacto de "estabilidad" pero que, en caso de que no sea posible, los socialistas trabajarán "relativamente a cada una de las iniciativas, principalmente presupuestos".

Tras la reunión en la sede del Livre, Costa se dirigió junto a su equipo negociador a pie a la sede del animalista PAN para conocer su postura.

La ronda de contactos continuará en orden creciente de escaños hasta media tarde, cuando se reunirá en último lugar con el marxista Bloco de Esquerda, que tiene 19 escaños.

Aunque hace cuatro años Costa pactó con el Bloco y los comunistas para asegurarse apoyo parlamentario, una alianza bautizada como "geringonça", parece descartado que este escenario se repita no solo por la holgada victoria de los socialista, que suben 20 diputados, sino por la crecida del PAN y la entrada en escena de Livre.


1 Me alegra 1 Me gusta 1 Me enoja 1 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión