Fuente: Coreen Villalobos Mundo
10/09/2019

Raleigh, N.C., 8 de octubre- El proyecto de ley SB 250, titulado "Eliminar a los ciudadanos extranjeros de las listas de votación" fue debatido, por última vez, en el seno del Senado de la Asamblea General ayer y se espera que hoy miércoles 9 de octubre sea puesto sobre el escritorio del gobernador Roy Cooper.

Las organizaciones y grupos comunitarios que lucha por la defensa de los derechos de las comunidad inmigrantes en Carolina del Norte han calificado este proyecto de ley como la muestra contundente de las intenciones de los senadores republicanos de desterrar y desconocer todos los esfuerzos y conquistas logradas a lo largo de muchos años por los extranjeros para formar parte de los procesos electorales y participar, con sus voces y votos, en las decisiones neurálgicas del estado.

El director de Política de El Pueblo, Moisés Serrano, aseguró que la responsabilidad de una eventual anulación a extranjeros del derecho fundamental de participar en procesos electorales recaería sobre los hombros del gobernador si no toma la sabia y justa decisión de vetar este proyecto.

"Está a punto de pasar y la última palabra la tiene él. Aun cuando haya fijado anteriormente una posición correcta respecto a proyectos como la HB 370, poniéndose del lado de las comunidades hispanas y apoyando a los alguaciles que tomaron la decisión de no colaborar con ICE, no nos podemos confiar 100 por ciento en él porque hasta la fecha, después de tantos debates, no ha divulgado ninguna declaración en contra de este atropello legislativo a los derechos constitucionales de los extranjeros en el estado", dijo.

La meta está trazada: presionar al gobernador para que vete la propuesta.

"No tenemos otro camino. Todos estamos sumando esfuerzos para hacernos presentes y lograr que nuestras voces sean escuchadas", precisó finalmente.

El proyecto de ley SB 250 fue introducido el 13 de marzo de este año al Senado, bajo el patrocinio de los senadores Jim Burgin (Principal), Joyce Krawiec, Norman Sanderson; Warren Daniel y Chuck Edwards.

El espíritu de este proyecto es radicalmente anti-inmigrante.

En su Sección 3.5 establece quiénes deberían ser descalificados para votar. Establece que las juntas electorales de cada condado deben utilizar un informe generado por tribunales que determinarán si los que aspiran a votar no tienen ciudadanía, residencia o tienen antecedentes penales.

"Al recibir estos nombres, cada junta electoral del condado utilizará este informe realizando esfuerzos sistemáticos para eliminar los nombres de los votantes no elegibles de las listas oficiales, de conformidad con esta sección", reza el texto legislativo.

Después de ser remitido al Comité de Reglas y Operaciones del Senado, el pasado 26 de agosto, fue aprobada durante su segunda lectura el 2 de octubre, con 55 votos a favor y 49 en contra.


16 Me alegra 11 Me gusta 13 Me enoja 15 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión