Fuente: Coreen Villalobos Mundo
08/14/2019

Raleigh, N.C., 12 de agosto de 2019- En medio del tenso clima creado en torno a las deportaciones rápidas, puestas en vigencia tras la promulgación de una nueva norma de la administración de Trump, la abogada de la firma Raleigh Immigration Law, Beckie Moriello, insistió, durante el taller "Conozca sus Derechos", recientemente ofrecido en el Hope Café Church, de Raleigh, en que el silencio es, además de un derecho, el mejor aliado de los inmigrantes indocumentados.

La semana pasada, La Conexión USA hizo una entrega de la primera parte de su interacción con periodistas y algunos líderes sociales acerca de lo que representa para las comunidades inmigrantes la aplicación de la citada norma que permite a los funcionarios de ICE hacer deportaciones rápidas en todo el territorio nacional, cuando anteriormente solo se ejecutaban en la frontera sur y en los aeropuertos. Y también se incluyó en la nota sus recomendaciones acerca de las decisiones a tomar en caso de que ICE toque las puertas de las casas.

Hoy, en esta segunda entrega, se ofrecerán más detalles aportados por la especialista sobre cómo debe cambiar la actitud de las personas indocumentadas que deciden manejar sin licencia y que trabajan sin permisos de trabajo, cuando están frente a oficiales policiales o de ICE.

El factor común en todo su discurso es la importancia de guardar silencio, especialmente sobre el país de origen.

"Cuanta menos información de este tipo tenga el agente de ICE, es mejor. Usted tiene el derecho de permanecer callado. Inmigración puede utilizar cualquier cosa que usted diga en su contra. El hecho de que usted no hable perfectamente el inglés, no quiere decir que usted no es americano. Muchas personas con rasgos latinos, han nacido aquí y pueden no dominar el idioma por múltiples razones. No le demos pistas a ICE. Sabemos que algunos agentes de Inmigración pueden ser racistas, pero sin evidencia, no puede proseguir con el caso", especificó y luego agregó que "en caso de que una persona sea detenida sin evidencia, se puede pelear el caso en una corte".

"No es delito no aportar información acerca del país de origen. En la mayoría de los casos de detención que he atendido, ha quedado en evidencia que la persona le dijo al oficial de ICE de dónde era o mostró una identidad de su país, poniendo en evidencia que estaba conduciendo sin licencia de Carolina del Norte", reveló antes de indicar que, desafortunadamente, conducir siempre representa un riesgo en este estado para quien tenga una situación migratoria irregular.

En casos de detenciones por conducir sin licencia, sugirió asumir una actitud diferente a cuando se está en casa y un oficial de ICE toca la puerta.

"Los policías tienen derecho a interrogar y recibir información de alguien que decida manejar en las vías públicas. Todos tenemos derecho a vivir en una casa, pero no todos tenemos que manejar. Ya sabemos que si uno no tiene licencia, no debe manejar, pero también sabemos que en las Carolinas no hay un buen sistema de transporte público y la gente se ve forzada a manejar para sobrevivir y criar a sus hijos", enfatizó.

"Desafortunadamente, yo no tengo la respuesta para eso. Cada quien debe decidir qué hacer: pedir aventón a alguien que pueda conducir legalmente, no ir al trabajo, esperar muchas horas por un autobús o, definitivamente, tomar este riesgo", enumeró antes de explicar lo que debe hacer un hispano sin licencia cuando sea detenido por un oficial, mientras maneja.

"Si alguien decide manejar sin licencia, mi recomendación es que lleven alguna identificación de Estados Unidos (licencia vencida, por ejemplo, o Faith ID). Si esa persona solo tiene una identificación de su país de origen, yo sugiero que no la porte porque eso es evidencia de su nacionalidad".

En Carolina del Norte, los policías tienen derecho a arrestar, solo por manejar sin licencia.

"Normalmente, no lo hacen. Solo ponen un ticket de no licencia. Pero esa es una decisión de ellos. Por lo tanto, recomiendo a las personas que sean educadas y cooperen para intentar que solo le pongan un ticket".

Cuando está en el trabajo
Beckie Moriello precisó que cuando ICE llega a un lugar de trabajo, se tienen que diferenciar las áreas públicas de las privadas dentro del local y actuar en función de ello.

"Si un trabajador se encuentra en el área pública de un negocio es como si estuviera en la calle y, en estos casos, los agentes pueden interrogarlo. Sin embargo, no tiene que hablar con los agentes, decir de dónde es, ni mostrar documentos de su país de origen. Permanezca tranquilo y no corra. Utilice su teléfono para tomar fotos y notas sobre la redada, pero no huya. Los agentes de Inmigración pudieran tomar una huída como una excusa para detenerlo e imponerle cargos".

Agregó que las áreas de acceso restringido de los establecimientos públicos, son consideradas áreas privadas. Todo empleador puede negarse a dejar pasar a agentes de ICE hacia estas zonas si no tienen una orden judicial, firmada por un juez.

De acuerdo a la información suministrada por Moriello, muchos agentes de Inmigración aplican mecanismos de separación de trabajadores, según sus condiciones legales y procedencia.

"Ellos suelen decir: los americanos vayan a este rincón, los residentes a éste, los que tienen permisos de trabajo TPS o DACA a este otro. Y los que restan son los indocumentados. Mi sugerencia es que todos los trabajadores permanezcan juntos y no sigan estas instrucciones, para no exponer a sus compañeros que no tienen papeles".

Formulando sugerencias
A manera de conclusión, las últimas y más concretas recomendaciones que ofreció la especialista fueron las siguientes:
-Siempre pida hablar con su abogado y piense dos veces antes de firmar cualquier cosa. 
-No firme documentos que no entienda o no quiera firmar. 
-Un abogado especializado en defensa de deportaciones tal vez pueda ayudarle a pelear su caso.


50 Me alegra 42 Me gusta 42 Me enoja 43 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión