Fuente: Berenice Malagón
07/13/2017

Henderson, N.C. 10 julio 2017-Cerca de cien personas han alzado sus plegarias en el Condado de Vance en Carolina del Norte, para pedir por los derechos de los inmigrantes que viven en los Estados Unidos.

Sin importar su credo o religión, dirigentes de distintas diócesis se dieron cita en punto de las 7 de la noche en la explanada principal de la Asamblea General de Vance para abrir paso a una vigilia coordinada por Edgar Vergara, pastor de la City Road United Methodist Church, "Sabemos que hay legislatura que potencialmente podría dañar a la comunidad inmigrante. Pedimos porque tengan misericordia del pueblo hispano" indicó el pastor.

La inquietud del pastor Vergara, así como de otros miembros de la comunidad latina en el estado viene de una larga lista de leyes anti-inmigrantes en el estado. Hasta mayo del 2017, se discutían en los diferentes comités estatales 12 propuestas de ley, de las cuales 8 podrían afectar seriamente a la comunidad (HB113, SB145, HB471, HB306, HB63, HB 35, SB188 y HB308) y solo 4 podrían beneficiarla (SB652, HB749, HB734 y HB877).

Suzy Gerónimo presidenta de la organización Fuerza y Unión Múltiple quien participó en este foro comenta: "muchos de nosotros no decidimos estar aquí pero llegamos a Estados Unidos por distintas circunstancias. Nunca fue la intención molestar a nadie. Este país está hecho por inmigrantes, así que nunca me sentí culpable por venir para acá. Con orgullo puedo decir que amo mi país, pero también amo esta nación". Y hace una petición: "me gustaría que la comunidad anglosajona se dé la oportunidad de saber lo que un latino puede hacer en este país; pero si no nos dan la oportunidad, ¿cómo vamos a saber en qué podemos aportar?.

De un total de 45, 422 personas radicando en el Condado de Vance, 3,051 son hispanos representando el 6% de la población. El aporte económico que los inmigrantes realizan al condado y al estado es significativo; en 2014, los inmigrantes en Carolina del Norte obtuvieron más de $ 19 mil millones en ingresos y pagaron más de $ 5 mil millones en impuestos. Esto significa que los inmigrantes en Carolina del Norte tienen al menos $14,200 millones de dólares en poder adquisitivo, que invierten en negocios locales en todo el estado.

Dentro de las plegarias, Ciro Tapia, pastor de la Iglesia Centro Pentecostés Monte de Sion pidió por justicia y paz para las personas que emigran. "Pedimos porque las tierras acojan a los nuevos inmigrantes y los reciban con dignidad, libertad y el respeto que ellos necesitan". Por su parte, Antelmo Salazar, de la Organización Hend Fact Henderson Fuerza Activa compartió su experiencia en 8 años de activismo, "he visto lágrimas e injusticias, la manera en que nos cierran la puerta en la cara los legisladores; he visto el racismo cuando nosotros no lastimamos a nadie", y añade: "pero he traspasado fronteras por mi comunidad. Les pido que apoyen a nuestras organizaciones porque al unir nuestras voces hemos logrado que las leyes cambien".

Reiteran que iglesias serán santuarios para inmigrantes de ser necesario.

Durante la misma vigilia realizada el pasado lunes, varios pastores de distintas órdenes religiosas en el Condado de Vance indicaron que estarían dispuestos a abrir las puertas de sus iglesias para que fungieran como santuarios y dar asilo a los inmigrantes que lo necesiten.

Edgar Vergara, pastor de la City Road United Methodist Church ratificó a La Conexión que la Obispo de la Conferencia de la Iglesia Metodista Unida de Carolina del Norte, Hope Morgan Ward, ha creado un grupo de trabajo para crear un sistema de santuarios. "De las casi 100 iglesias en nuestra conferencia, se están identificando las iglesias metodistas por región que cuenten con la mayor infraestructura y que tengan la capacidad de ofrecer estadía como santuario de calidad por un tiempo considerable".

Asimismo, Ciro Tapia, pastor de la Iglesia Centro Pentecostés Monte de Zium dijo estar dispuesto a brindar techo y protección a los inmigrantes que lo necesiten a pesar de algunos proyectos de ley que no solo no permiten, sino que sancionarían a las ciudades santuario. "La oración es para que haya leyes justas, no separación de padres e hijos en los Estados Unidos. Una orden de deportación causa depresión, desesperación, pero creemos en el poder de la oración para cambiar corazones y lo sabemos porque tuvimos la experiencia de la salvación, así que nos encontramos con un Dios que cambia vidas y puede cambiar el corazón de nuestros legisladores, cámara baja, cámara alta e incluso nuestro presidente".


95 Me alegra 95 Me gusta 92 Me enoja 94 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión