" /> Alejandro Chabán comparte consejos para perder la gordura física y emocional

Fuente: EFE
09/13/2017

Denver (CO), 13 sep (EFEUSA).- En su reciente libro "Dime qué comes y te diré qué sientes", el conocido presentador y autor motivacional venezolano Alejandro Chabán relata su lucha con el sobrepeso y los trastornos alimenticios que marcaron su juventud.

Chabán cuenta que de niño la familia celebraba su gusto por la comida equiparando un buen apetito con crecimiento y salud.

Sin embargo, lo que al principio fue tener unas libras más que sus compañeros, en la adolescencia se convirtió en una "obesidad mórbida" cuando llegó a pesar 314 libras.

"De pronto pasé de ser un gordito feliz e ingenuo que se creía "cool" y saludable a sentirme inconforme y diferente", escribe.

El sobrepeso se le convirtió en una obsesión y pensaba que todo en su vida tenía que ver con esa gran carga.

Tras intentar una gran variedad de dietas extremas que lo condujeron a la anorexia y bulimia, Chabán se dio cuenta de que, aunque podía perder peso y lograr una aparente transformación física, los cambios no eran saludables ni duraderos.

"Sí, adelgacé 150 libras, un gran logro sin duda alguna, pero eso no solucionó la ira, la tristeza y el miedo que sentía por dentro".

Había logrado un cambio físico, pero no uno emocional y, según el autor, sin abordar las causas emocionales, el sobrepeso se transforma en una condición sino permanente, difícil de cambiar.

"Al adelgazar sin sanar el alma y el corazón, sin prestarle atención a nuestra gordura emocional, sin amarnos, por más que lo tratemos de ignorar, el problema persiste", escribe.

Con la ayuda de terapeutas y un intenso régimen de aprendizaje y concientización, Chabán logró identificar los obstáculos emocionales que le impedían lograr una transformación duradera.

Inspirado en su victoria sobre los trastornos alimenticios y el logro de bajar de 314 a 154 libras, Chabán lanzó en 2012 "Yes You Can!", un plan de dieta "con sabor latino" que se enfoca tanto en la transformación física como en la emocional.

En su libro, Chabán ahonda en los elementos esenciales del plan, enfocándose en la dimensión emocional de la gordura.

El autor describe las emociones a nivel físico y cómo afectan directamente nuestra relación con la comida.

El hambre emocional, explica, lleva a la gordura emocional que a su vez culmina en gordura física.

Como ejemplo, Chabán recuerda que, en momentos difíciles los alimentos que se anhelan no son los más saludables.

"Jamás dices, "terminé con mi pareja, ¡qué ganas tengo de comer y saborear unos deliciosos vegetales hervidos!"", escribe.

El cuerpo pide pasteles, papas fritas y chocolate, ya que estos alimentos tienen la capacidad de aumentar los niveles de neurotransmisores en el cerebro, como la serotonina, dopamina y adrenalina, llevando a una sensación transitoria de bienestar.

Al poco tiempo de ingerirlos, la energía física y emocional que nos habían proporcionado dan un bajón repentino que a menudo buscamos remediar con más comida malsana sin buscarle remedio a las emociones tóxicas que crearon este círculo vicioso.

Para lograr un cambio duradero, Chabán identifica siete pasos a seguir y añade que estos pueden aplicarse a cualquier meta que uno se proponga.

De primer momento se trata de establecer un compromiso con uno mismo, identificar el problema y definir las metas.

La segunda etapa trabaja a nivel emocional, creando una práctica de afirmaciones y visualizaciones y, finalmente, crear hábitos duraderos con un enfoque en el momento presente.

Según Chabán, establecer una rutina que incluya estos pasos creará un cambio de perspectiva que hará posible alinear "cuerpo, mente y alma".

El libro incluye preguntas guía y planes de acción, al igual que historias de éxito y consejos prácticos para mantener la práctica de una vida sana.

(DIME QUÉ COMES, Y TE DIRÉ QUÉ SIENTES. Alejandro Chabán. Atria. 288 páginas).


13 Me alegra 11 Me gusta 11 Me enoja 11 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión